Colecciones

Identificación de avispas parasitarias: cómo encontrar larvas y huevos de avispas parasitarias

Identificación de avispas parasitarias: cómo encontrar larvas y huevos de avispas parasitarias


Si usted es como la mayoría de las personas, la idea de cualquier tipo de avispa puede ponerle los nervios de punta. Sin embargo, no todas las avispas son del tipo que da miedo y que pican. De hecho, todos deberíamos fomentar la presencia de avispas parásitas en los jardines. Las avispas parásitas, que no están interesadas en molestar a los humanos, pasan gran parte de su vida trabajando duro, ya sea dentro o fuera del cuerpo de un insecto huésped.

Las avispas parásitas parasitan diferentes plagas de jardín según la especie. Estos buenos chicos del jardín pueden ayudar a controlar:

  • Pulgones
  • Escala
  • Saltahojas
  • Orugas
  • Cucarachas
  • Moscas
  • Escarabajos
  • Moscas blancas
  • Garrapatas

Siga leyendo para obtener más información sobre estos insectos beneficiosos.

Identificación de avispas parasitarias

Las avispas parásitas pertenecen a la familia de los himenópteros, que incluye abejas amistosas y esas avispas enojadas y que pican. El tamaño de las avispas parásitas varía mucho. Las especies más grandes pueden medir casi una pulgada (2,5 cm) de largo, mientras que las especies que se desarrollan dentro del huevo de un insecto huésped tienden a ser minúsculas.

Cuando se trata de la identificación de avispas parásitas, las cosas se complican. Sin embargo, al igual que otras avispas, las avispas parásitas tienen la apariencia de una "cintura", que en realidad es la constricción entre el abdomen y el tórax del insecto. La mayoría de los adultos tienen dos juegos de alas, aunque algunos pueden carecer de alas en la etapa adulta.

Sus antenas también pueden variar y pueden ser cortas o largas. ¿Color? Una vez más, no hay una respuesta única, ya que las avispas parásitas pueden ser de color marrón, negro o verde metálico o azul. Algunos están marcados con franjas de color naranja brillante o amarillo.

Ciclo de vida de las avispas parasitarias

Hay muchos tipos de avispas parásitas en los jardines y algunas tienen ciclos de vida extremadamente complejos e interesantes. Por ejemplo, algunas especies pueden reproducirse sin la ayuda de avispas macho, que aparentemente ni siquiera existen; la hembra puede hacerlo todo por sí misma sin aparearse.

Algunas especies producen varias generaciones de descendientes en una sola temporada, mientras que otras tardan más de un año en desarrollar un solo adulto.

Por lo tanto, el ciclo de vida de las avispas parásitas es algo que quizás desee investigar por su cuenta, ya que el tema está más allá del alcance de este artículo. Sin embargo, podemos decir que, en general, las avispas parásitas avanzan a través de un ciclo de vida completo: huevo, larva, pupa y adulto.

Huevos de avispa parasitaria

Todas las avispas parásitas hembras poseen un órgano llamado ovipositor, ubicado en la punta del abdomen. Esta estructura larga permite que las avispas depositen huevos de avispas parásitas dentro de los insectos hospedadores, incluso cuando los hospederos están escondidos dentro de la corteza de los árboles o capullos.

La mayoría de los huevos contienen una sola larva, pero algunas especies producen múltiples larvas de avispas parásitas dentro de un solo huevo.

Larvas de avispas parásitas

Las larvas de avispas parásitas son héroes del jardín. Algunas especies pasan todo su desarrollo dentro del cuerpo del insecto huésped, mientras que otras pueden estar incrustadas en el exterior del huésped (que puede estar en varias etapas de desarrollo desde el huevo hasta el adulto). Algunas avispas parásitas pueden comenzar en el exterior del huésped, y gradualmente se abren camino hacia el cuerpo.

Las plagas hospedadoras pueden volverse inactivas muy rápidamente, o pueden continuar viviendo normalmente por un corto tiempo con la larva de avispa parásita creciendo dentro de su cuerpo. Una vez que la larva está casi madura, sin embargo, el huésped está muerto. La larva puede salir del hospedador antes de convertirse en crisálida o puede convertirse en crisálida dentro del cuerpo del hospedador fallecido.


Gusanos Catalpa y avispas parasitarias

Artículos relacionados

Uno de los mejores insecticidas naturales es uno que no tiene que comprar, mezclar o incluso aplicar. Las avispas parásitas diminutas utilizan gusanos catalpa como una incubadora viviente para sus huevos y un vivero para sus larvas de cría. Los gusanos catalpa son plagas del árbol catalpa (especie Catalpa), que se alimentan de las hojas del árbol, a veces hasta el punto de la defoliación.


Ciclo de vida y vida útil de las avispas

A pesar de la diversidad de avispas (¡hay más de 100.000 especies!), Sus ciclos de vida son notablemente similares.

Las avispas se dividen típicamente en avispas sociales y solitarias y esta también es una distinción útil para los ciclos de vida de las avispas. Las aproximadamente 1,000 especies de avispas sociales, que siguen el mismo patrón general de comportamiento de anidación, desarrollo y vida útil. El resto son solitarios, y mientras unos ponen sus huevos dentro del cuerpo de otro insecto y otros construyen nidos, también están unidos por un ciclo de vida similar.

Entonces, ¿cómo se reproducen las avispas? Como otros insectos, las avispas ponen huevos.

¿Cuánto tiempo viven las avispas?

La vida útil promedio de una avispa suele ser aproximadamente la duración de una temporada o de 3 a 6 semanas.

El ciclo de vida de las avispas sociales

Las avispas sociales más comunes son las avispas de papel, las avispas chaqueta amarilla y los avispones.

Sus poblaciones se caracterizan por colonias dentro de nidos parecidos al papel, ya sea por encima o por debajo del suelo, compuestos de células hexagonales para sus larvas. Por lo general, estas colonias solo duran la primavera y el verano y no se vuelven a usar. Sin embargo, en áreas con inviernos suaves, los nidos se pueden usar durante un año o más.

Cuando comienza la primavera, las hembras que se aparearon el otoño anterior emergen del refugio en el que pasaron el invierno y van en busca de un sitio adecuado para anidar. Una vez que se encuentra un sitio, estas avispas reinas comienzan a construir un pequeño nido. (¡Para obtener más información sobre los nidos, consulte nuestro artículo sobre identificación de nidos de avispas!) En algunas especies de avispas de papel, varias hembras comenzarán una colonia junto con una que eventualmente emergerá como la reina dominante y las otras se reducirán al estado de trabajadoras.

Las reinas ponen huevos en las celdas de sus nidos, que se convierten en larvas. La reina caza insectos, como orugas, moscas, saltamontes, grillos e incluso otras avispas. Mata a los insectos, los mastica y lleva la lechada al nido para alimentar a las larvas.

Las larvas, o crías de avispas, son blancas, sin patas y con forma de gusanos. Una vez que alcanzan su tamaño larvario completo, hacen una tapa de seda para su celda y maduran hasta convertirse en una avispa adulta (pupa).

Durante esta etapa de pupa, se vuelven más oscuras y segmentadas y les crecen las alas y las patas. El proceso, desde el huevo de la avispa hasta la larva, la pupa y el adulto, toma alrededor de un mes, momento en el que los trabajadores adultos emergen del nido. Las obreras son hembras estériles y su trabajo es agrandar el nido y proveer el resto de huevos que pone la reina.

Los nidos de avispas de papel tienden a no ser más grandes que una mano abierta y albergan entre 15 y 200 individuos, mientras que los nidos de avispas chaqueta amarilla crecen mucho más y pueden tener entre 1,500 y 15,000 individuos. Los nidos de avispas se encuentran en el medio, por lo general alcanzan poblaciones de 300 a 1,000.

A medida que avanza el verano, las obreras se alimentan a sí mismas y a la reina, así como a las larvas, pero en menor medida. Las avispas adultas comen néctar y otras sustancias azucaradas. A medida que la reina comienza a poner menos huevos y la edad promedio de la colonia es mayor, a fines del verano, las avispas comienzan a alimentarse con más fuerza por sí mismas. Este es el momento en que se vuelven una molestia para las personas en los picnics o para disfrutar de una bebida azucarada en el porche trasero.

También cerca del final del verano, la reina pone los huevos que se convertirán en las reinas del próximo año y pone huevos sin fertilizar, que maduran y se convierten en machos. Las celdas reinas futuras se aprovisionan más que otras. Las hembras y los machos fértiles abandonan el nido para buscar pareja.

Después del apareamiento, los machos mueren y las hembras fertilizadas encuentran un lugar protegido (debajo de la corteza de los árboles, en las grietas de la construcción o excavadas bajo tierra) para hibernar durante el invierno. A medida que comienza el frío, el resto de la colonia muere.

El ciclo de vida de las avispas solitarias.

Entre las avispas solitarias se encuentran los embadurnadores de barro, los asesinos de cigarras y las avispas parásitas que no pican. Se diferencian de las avispas sociales en que no forman colonias. En cambio, cada hembra anida sola, proporcionando alimento para sus larvas antes de que nazcan en lugar de aprovisionarlas progresivamente después.

Embadurnadores de barro

Los embadurnadores de lodo emergen de los casos de pupas en la primavera (excepto en los trópicos, donde están continuamente activos), luego abandonan el nido para buscar pareja. Una vez fertilizadas (típicamente dentro de las 48 horas), las hembras de la mayoría de las especies recolectan barro y construyen su nido una celda a la vez.

Sin embargo, una especie, el pinchador de barro azul metálico, usa los nidos de otras especies de pinchador de barro en lugar de construir los suyos propios. Una vez que se completa una celda, la hembra comienza a cazar arañas, que paraliza con el veneno de su picadura y las trae de regreso al nido. Ella pone un huevo sobre una de las arañas y continúa llenando la celda de arañas.

Una sola celda de barro puede contener hasta 25 arañas paralizadas. Una vez que la celda está llena, la sella y comienza una segunda celda. Los embadurnadores de barro negros y amarillos suelen construir nidos de hasta 25 celdas, mientras que los embadurnadores de lodo de tubos de órgano construyen hasta 6 tubos largos compuestos de múltiples celdas cada uno.

El pintador de barro de tubos de órgano hace algo un poco diferente. A diferencia de otras avispas, el macho vigila el nido, evitando intrusos, incluidas las avispas parásitas y otros machos.

Al final de la temporada, por lo general, de 3 a 6 semanas después de salir del nido, las avispas adultas mueren. Los embadurnadores de lodo de tubos de órgano también son un poco diferentes en este caso. Algunos hibernan como larvas, mientras que otros hibernan como adultos y comienzan el ciclo reproductivo en la primavera.

Cuando los huevos eclosionan (generalmente después de 1,5 a 3,5 días), las larvas de avispa se alimentan de las arañas paralizadas. Por lo general, los terminan en el transcurso de 1 a 3 semanas, dependiendo de la temperatura. Cuando baja la temperatura, las larvas, ahora en su etapa prepupal, entran en diapausa hasta que el clima vuelve a calentarse en la primavera. Una vez que sube la temperatura, las larvas hacen girar sus capullos y pasan por la etapa final de desarrollo antes de emerger para continuar el ciclo.

Asesinos de cigarras

Los asesinos de cigarras tienen una historia de vida similar a los embadurnadores de barro, excepto que cavan madrigueras en las que depositar sus huevos y se especializan en cigarras, en lugar de arañas.

Cada celda de madriguera asesina de cigarras contiene un huevo y dos o tres cigarras. Los huevos eclosionan en 2 a 3 días y las larvas se alimentan durante aproximadamente 2 semanas antes de pupar. Como los embadurnadores de barro, emergen de la madriguera en la primavera para comenzar a reproducirse.

Avispas parasitarias

Finalmente, las avispas parásitas ponen sus huevos sobre o dentro de los cuerpos o huevos de insectos hospedadores, como orugas, pulgones, moscas sierra, escarabajos, saltahojas, trips y moscas.

Una vez que los huevos eclosionan, las larvas consumen a su huésped, pupan (ya sea externamente o dentro de los restos del huésped) y emergen para producir la siguiente generación.

Conclusión

Aunque las especies de avispas se cuentan por cientos de miles, sus historias de vida se dividen aproximadamente en dos categorías dependiendo de si son sociales o solitarias. Hay un poco más de diversidad dentro de las avispas solitarias. Sin embargo, una vez que determine si está mirando una avispa social o solitaria, puede averiguar qué papel juega en su población y en su jardín.


Un final oscuro

Un huevo de mariposa es pequeño, pero las avispas aún pueden desarrollarse en su interior.

Cuando una larva de avispa se encuentra acurrucada dentro de un huevo de mariposa, tiene todo el sustento que necesita en ese entorno de acogida protectora de cáscara dura.

Una avispa Hiposoter horticola, emplea una táctica siniestra para meterse dentro de su anfitrión, el huevo de la mariposa Speyeria de Glanville.

Después de vigilar de cerca un conjunto de nuevos huevos de mariposa, una avispa hembra pondrá los suyos dentro de ellos justo antes de que la pequeña oruga esté a punto de eclosionar.

Las larvas de avispa tejen sus propios capullos duros después de liberarse del interior del cuerpo de la oruga © Simon Shim / Shutterstock.com

Broad explica: “La larva de la avispa se asienta firmemente dentro del cuerpo de su anfitrión hasta que la oruga está casi completamente desarrollada.

En ese momento, la avispa comienza a crecer. Se come todo el contenido del cuerpo de la oruga y hace girar su propio capullo duro en el que pupa, antes de emerger como otra avispa adulta.


Depredadores, parásitos y parasitoides

En esta página. Alternar navegación de tabla de contenido

Muchos animales son depredadores, parásitos o parasitoides, y utilizan a otros animales como alimento. Utilizan una gran diversidad de estrategias y comportamientos de caza para capturar o alimentarse de sus presas. Los depredadores, parásitos y parasitoides de invertebrados juegan un papel importante en el control de muchas poblaciones de animales.

Las avispas de barro, Sphecidae, Hymenoptera, pican y paralizan a las arañas y luego las sellan en nidos de barro para que sus crías se alimenten.

Este gusano ha vivido dentro de esta araña cazadora, comiendo sus tejidos internos.

Hadronyche sp hembra de Clarence, Montañas Azules infestadas de ácaros parásitos. Cerca del lado de la vista de la cabeza

Ácaro de terciopelo rojo, orden Acarina.

Gusano planario (derecha, color amarillo) atacando a un milpiés enrollado (izquierda). Hay muchos invertebrados que no son insectos que son depredadores. El grupo principal son las arañas, que son depredadores especializados. Las arañas explotan una inmensa diversidad de hábitats y han desarrollado algunas de las técnicas de caza y captura más sofisticadas de cualquier grupo de animales. Otros invertebrados depredadores incluyen escorpiones, ciempiés, ácaros depredadores, caracoles y babosas depredadores, nematodos y gusanos planarios.

¿Qué es un depredador?

Un depredador es un organismo que captura y se come a otro (la presa). Este acto se llama depredación.

En general, los depredadores comparten las siguientes características:

  • Por lo general, son más grandes que sus presas o abruman a sus presas atacando en grandes cantidades como hormigas.
  • La mayoría no tienen presas específicas y se alimentan de una amplia gama de animales que, en algunos casos, consumen en grandes cantidades. Las mariquitas, por ejemplo, pueden devorar varios cientos de pulgones en un día.
  • Algunos son específicos y se dirigen a un grupo de presas en particular. Por ejemplo. Se sabe que los insectos asesinos de patas emplumadas se alimentan solo de hormigas.
  • La muerte de la víctima suele ocurrir inmediatamente después de la captura.
  • Los adultos o los jóvenes pueden ser depredadores. En varios casos, los jóvenes son depredadores, pero los adultos no. Los adultos de mosca aliso o mosca dobson no comen, pero sus larvas acuáticas son feroces depredadores.

¿Qué invertebrados son depredadores?

La depredación de insectos es común. Los adultos y crías de grupos como mantis, libélulas y caballitos del diablo, crisopas, escorpiones y alisos son totalmente depredadores. Incluso algunas polillas, un grupo dominado por especies que se alimentan de plantas, darán descendencia que son depredadores voraces.

También hay muchos invertebrados que no son insectos y que son depredadores. El grupo principal son las arañas, que son depredadores especializados. Las arañas explotan una inmensa diversidad de hábitats y han desarrollado algunas de las técnicas de caza y captura más sofisticadas de cualquier grupo de animales. Otros invertebrados depredadores incluyen escorpiones, ciempiés, ácaros depredadores, caracoles y babosas depredadores, nematodos y gusanos planarios.

Alternar subtítulo

¿De qué se alimentan los depredadores invertebrados?

Los depredadores invertebrados generalmente se alimentan de otros invertebrados, sin embargo algunos se alimentan de peces, ranas, pequeños mamíferos y aves, en el caso de ciertas arañas grandes y ciempiés. Generalmente, los depredadores matan para alimentarse, pero en algunos casos cazan a sus crías. Las avispas y las hormigas se alimentan principalmente de líquidos vegetales cuando son adultas, pero sus crías necesitan alimentos sólidos. Los adultos capturan presas y se las entregan a sus crías.

Los depredadores invertebrados suelen comerse a sus presas mientras aún están vivas. Lo hacen mordiendo y masticando las piezas bucales o perforando el cuerpo y succionando los fluidos internos de la víctima. Esto último también puede implicar la inyección de un cóctel de secreciones salivales que actúan para paralizar a la presa y licuar su tejido.

¿Cómo capturan los invertebrados a sus presas?

Los métodos por los cuales los depredadores invertebrados atrapan a sus presas son increíblemente diversos y, en algunos casos, muy complejos.

Los depredadores invertebrados son pasivos o activos:

  • Los depredadores pasivos tienden a sentarse y esperar a que la presa se acerque. Los mántidos esperan preparados durante largos períodos de tiempo para que sus presas lleguen al alcance de sus poderosas patas delanteras.
  • Los depredadores activos son aquellos que buscan o cazan a sus presas. Las libélulas y las moscas ladrón usan velocidad y agilidad para arrancar presas del aire, mientras que algunas arañas construyen redes de lanzamiento que arrojan sobre las presas cuando pasan volando.

Algunos depredadores activos se especializan en capturar y comer a otros depredadores. La araña saltadora con flecos se especializa en comer otras arañas. Vibrará la red de la presa deseada en un intento de imitar a una víctima atrapada en ella. La araña constructora de telarañas viene a investigar lo que creen que es comida, para descubrir que ellos mismos están en el menú.

Alternar subtítulo

Consideraciones

Las avispas braconid son inofensivas para las personas porque no pican. El corto ciclo de vida de seis semanas de la polilla catalpa esfinge hace posible que ocurran tres o cuatro generaciones en un solo año, lo que significa que huevos, larvas, pupas y polillas adultas de diferentes generaciones pueden estar presentes al mismo tiempo en el mismo árbol. La prolífica producción de semillas del árbol catalpa, junto con su alta tasa de germinación, lo coloca en algunas listas de especies de plantas invasoras. En otras áreas donde aún no es una amenaza invasiva, puede estar en la lista de vigilancia por su potencial invasivo.

Victoria Lee Blackstone es horticultora y escritora profesional, autora de artículos científicos / técnicos basados ​​en investigaciones, artículos sobre horticultura y artículos de revistas y periódicos. Después de estudiar botánica y microbiología en la Universidad de Clemson, Blackstone fue contratado como Coordinador de Jardineros Maestros de la Universidad de Georgia. También es ex especialista en adquisiciones de hipotecas para Freddie Mac en Atlanta, GA.


Contenido

  • 1 Taxonomía y filogenia
    • 1.1 Agrupación parafilética
    • 1.2 Fósiles
    • 1.3 Diversidad
  • 2 Socialidad
    • 2.1 Avispas sociales
    • 2.2 Avispas solitarias
  • 3 Biología
    • 3.1 Anatomía
    • 3.2 Dieta
    • 3.3 Determinación del sexo
    • 3.4 Evitación de la endogamia
  • 4 Ecología
    • 4.1 Como polinizadores
    • 4.2 Como parasitoides
    • 4.3 Como parásitos
    • 4.4 Como depredadores
    • 4.5 Como modelos para mímicos
    • 4.6 Como presa
  • 5 Relación con los humanos
    • 5.1 Como plagas
    • 5.2 En horticultura
    • 5.3 En el deporte
    • 5.4 De moda
    • 5.5 En la literatura
    • 5.6 En nombres militares
  • 6 Véase también
  • 7 notas
  • 8 referencias
  • 9 Fuentes
  • 10 enlaces externos

Agrupación parafilética

Las avispas son un grupo parafilético cosmopolita de cientos de miles de especies, [1] [2] que consisten en el clado Apocrita de cintura estrecha sin las hormigas ni las abejas. [3] Los himenópteros también contienen Symphyta, algo parecido a una avispa pero sin cintura, las moscas sierra.

El término avispa a veces se usa de manera más estricta para los miembros de Vespidae, que incluye varios linajes de avispas eusociales, como las avispas amarillas (los géneros Vespula y Dolichovespula), avispones (género Vespa) y miembros de la subfamilia Polistinae.

Fósiles

Los himenópteros en forma de Symphyta (Xyelidae) aparecieron por primera vez en el registro fósil en el Triásico Inferior. Apocrita, avispas en sentido amplio, apareció en el Jurásico y se había diversificado en muchas de las superfamilias existentes en el Cretácico, parecen haber evolucionado a partir de Symphyta. [4] Las avispas higueras con características anatómicas modernas aparecieron por primera vez en el Cretácico Inferior de la Formación Crato en Brasil, unos 65 millones de años antes de las primeras higueras. [5]

Los Vespidae incluyen el género extinto Palaeovespa, siete especies de las cuales se conocen de las rocas del Eoceno de los lechos fósiles de Florissant de Colorado y del ámbar báltico fosilizado en Europa. [6] También se encuentran en el ámbar báltico las avispas corona del género. Electrostephanus. [7] [8]

Diversidad

Las avispas son un grupo diverso, estimado en más de cien mil especies descritas en todo el mundo, y muchas más aún sin describir. [9] [a] Por ejemplo, casi cada una de las 1000 especies de higueras tropicales tiene su propia avispa de higuera específica (Chalcidoidea) que ha evolucionado conjuntamente con ella y la poliniza. [10]

Muchas especies de avispas son parasitoides en las que las hembras depositan huevos en un artrópodo huésped del que luego se alimentan las larvas. Algunas larvas comienzan como parasitoides, pero se convierten en una etapa posterior para consumir los tejidos vegetales de los que se alimenta su huésped. En otras especies, los huevos se depositan directamente en los tejidos de las plantas y forman agallas, que protegen a las larvas en desarrollo de los depredadores, pero no necesariamente de otras avispas parásitas. En algunas especies, las larvas son depredadoras en sí mismas; los huevos de avispa se depositan en grupos de huevos puestos por otros insectos, y estos son luego consumidos por las larvas de avispa en desarrollo. [10]

La avispa social más grande es el avispón gigante asiático, de hasta 5 centímetros (2,0 pulgadas) de largo. [11] Las diversas avispas tarántula son de un tamaño similar [12] y pueden dominar a una araña muchas veces su propio peso, y moverla a su madriguera, con una picadura que es insoportablemente dolorosa para los humanos. [13] El solitario escolido gigante, Procer megascolia, con una envergadura de 11,5 cm, [14] tiene subespecies en Sumatra y Java [15] es un parasitoide del escarabajo del Atlas Atlas de Chalcosoma. [16] La avispa ichneumon gigante hembra Megarhyssa macrurus mide 12,5 centímetros (5 pulgadas) de largo, incluido su ovipositor muy largo pero delgado, que se utiliza para perforar la madera e insertar huevos. [17] Las avispas más pequeñas son avispas cálcidas solitarias de la familia Mymaridae, incluido el insecto más pequeño conocido del mundo, Dicopomorpha echmepterygis (139 micrómetros de largo) y Kikiki huna con una longitud corporal de sólo 158 micrómetros, el insecto volador más pequeño conocido. [18]

Se estima que hay 100.000 especies de avispas icneumonoides en las familias Braconidae e Ichneumonidae. Estos son casi exclusivamente parasitoides, que utilizan principalmente otros insectos como huéspedes. Otra familia, los Pompilidae, es un parasitoide especializado en arañas. [10] Algunas avispas son incluso parasitoides de parasitoides, los huevos de Euceros se colocan junto a larvas de lepidópteros y las larvas de avispa se alimentan temporalmente de su hemolinfa, pero si un parasitoide emerge del hospedador, los hiperparásitos continúan su ciclo de vida dentro del parasitoide. [19] Los parasitoides mantienen su diversidad extrema a través de una especialización limitada. En Perú, se encontraron 18 especies de avispas viviendo en 14 especies de moscas en solo dos especies de Gurania calabaza trepadora. [20] [21]

Procer megascolia, una especie gigante solitaria de Java en Scoliidae. La longitud de este espécimen es de 77 mm y su envergadura es de 115 mm. [b] [14]

Megarhyssa macrurus, un parasitoide. El cuerpo de una hembra mide 50 mm de largo, con una c. Ovipositor de 100 mm

La avispa halcón de la tarántula que arrastra una tarántula de rodillas anaranjadas a su madriguera tiene la picadura más dolorosa de cualquier avispa. [13]

Avispas sociales

De las docenas de familias de avispas existentes, solo la familia Vespidae contiene especies sociales, principalmente en las subfamilias Vespinae y Polistinae. Con sus poderosas picaduras y su llamativa coloración de advertencia, a menudo en negro y amarillo, las avispas sociales son modelos frecuentes para el mimetismo batesiano por parte de insectos que no pican, y ellas mismas están involucradas en el mimetismo mülleriano mutuamente beneficioso de otros insectos desagradables, incluidas las abejas y otras avispas. Todas las especies de avispas sociales construyen sus nidos utilizando algún tipo de fibra vegetal (principalmente pulpa de madera) como material principal, aunque esto puede complementarse con lodo, secreciones vegetales (p. Ej., Resina) y secreciones de las avispas mismas múltiples células de cría fibrosas están construidos, dispuestos en un patrón de panal y, a menudo, rodeados por una envoltura protectora más grande. Las fibras de madera se obtienen de la madera desgastada, se ablandan masticando y mezclando con saliva. La ubicación de los nidos varía de un grupo a otro. Dolichovespula media y D. sylvestris prefiere anidar en árboles y arbustos Protopolybia exigua coloca sus nidos en la parte inferior de las hojas y ramas Polistes erythrocephalus elige sitios cercanos a una fuente de agua. [22]

Otras avispas, como Agelaia multipicta y Vespula germanica, les gusta anidar en cavidades que incluyen agujeros en el suelo, espacios debajo de las casas, cavidades en las paredes o en lofts. Si bien la mayoría de las especies de avispas tienen nidos con múltiples panales, algunas especies, como Apoica flavissima, solo tiene un peine. [23] La duración del ciclo reproductivo depende de la latitud. Polistes erythrocephalus, por ejemplo, tiene un ciclo mucho más largo (hasta 3 meses más) en las regiones templadas. [24]

Avispas solitarias

La gran mayoría de las especies de avispas son insectos solitarios. [10] [25] Después de aparearse, la hembra adulta busca alimento sola y si construye un nido, lo hace en beneficio de su propia descendencia. Algunas avispas solitarias anidan en pequeños grupos junto a otras de su especie, pero cada una está involucrada en el cuidado de su propia descendencia (excepto en acciones como robar la presa de otras avispas o poner en nidos de otras avispas). Hay algunas especies de avispas solitarias que construyen nidos comunales, cada insecto tiene su propia celda y proporciona alimento a su propia descendencia, pero estas avispas no adoptan la división del trabajo y los complejos patrones de comportamiento adoptados por las especies eusociales. [25]

Las avispas solitarias adultas pasan la mayor parte del tiempo preparando sus nidos y buscando comida para sus crías, en su mayoría insectos o arañas. Sus hábitos de anidación son más diversos que los de las avispas sociales. Muchas especies cavan madrigueras en el suelo. [25] Los embadurnadores de lodo y las avispas del polen construyen celdas de lodo en lugares protegidos. [26] De manera similar, las avispas alfarero construyen nidos en forma de jarrones de barro, a menudo con múltiples celdas, adheridos a las ramas de los árboles o contra las paredes. [27]

Las especies de avispas depredadoras normalmente someten a su presa picando, y luego ponen sus huevos en ella, dejándola en su lugar, o la llevan de regreso a su nido donde se puede poner un huevo sobre la presa y sellar el nido, o varios Se pueden depositar elementos de presa para alimentar a una sola larva en desarrollo. Aparte de proporcionar alimentos a sus hijos, no se les brinda más atención materna. Los miembros de la familia Chrysididae, las avispas cucú, son cleptoparásitos y ponen sus huevos en los nidos de especies hospedadoras no relacionadas. [25]

Anatomía

Como todos los insectos, las avispas tienen un exoesqueleto duro que protege sus tres partes principales del cuerpo, la cabeza, el mesosoma (incluido el tórax y el primer segmento del abdomen) y el metasoma. Hay una cintura estrecha, el pecíolo, que une el primer y segundo segmento del abdomen. Los dos pares de alas membranosas se mantienen unidas por pequeños ganchos y las alas delanteras son más grandes que las traseras en algunas especies, las hembras no tienen alas. En las hembras suele haber un ovipositor rígido que puede modificarse para inyectar veneno, perforar o aserrar. [28] Se extiende libremente o se puede retraer, y puede convertirse en un aguijón tanto para la defensa como para paralizar a la presa. [29]

Además de sus grandes ojos compuestos, las avispas tienen varios ojos simples conocidos como ocelos, que normalmente están dispuestos en un triángulo justo delante del vértice de la cabeza. Las avispas poseen mandíbulas adaptadas para morder y cortar, como las de muchos otros insectos, como los saltamontes, pero sus otras piezas bucales se forman en una trompa succionadora, que les permite beber néctar. [30]

Las larvas de las avispas se asemejan a los gusanos y están adaptadas para la vida en un entorno protegido, esto puede ser el cuerpo de un organismo huésped o una célula en un nido, donde la larva come las provisiones que le quedan o, en especies sociales, se alimenta. por los adultos. Estas larvas tienen cuerpos blandos sin extremidades y tienen un intestino ciego (presumiblemente para no ensuciar sus células). [31]

Las avispas solitarias adultas se alimentan principalmente de néctar, pero la mayor parte de su tiempo se dedica a buscar alimento para sus crías carnívoras, en su mayoría insectos o arañas. Aparte de proporcionar alimento a sus crías larvales, no se les brinda atención materna. [25] Algunas especies de avispas proporcionan alimento a las crías repetidamente durante su desarrollo (aprovisionamiento progresivo). [32] Otros, como las avispas alfareras (Eumeninae) [33] y las avispas de arena (Ammophila, Sphecidae), [34] construyen repetidamente nidos que almacenan con un suministro de presas inmovilizadas como una oruga grande, poniendo un solo huevo dentro o sobre su cuerpo y luego sellando la entrada (aprovisionamiento masivo). [35]

Las avispas depredadoras y parasitoides someten a sus presas picando. Cazan una amplia variedad de presas, principalmente otros insectos (incluidos otros himenópteros), tanto larvas como adultos. [25] Los Pompilidae se especializan en atrapar arañas para abastecer sus nidos. [36]

Algunas avispas sociales son omnívoras y se alimentan de frutas caídas, néctar y carroña, como insectos muertos. Las avispas macho adultas a veces visitan las flores para obtener néctar. Algunas avispas, como Polistes fuscatus, comúnmente regresan a lugares donde previamente encontraron presas para forrajear. [37] En muchas especies sociales, las larvas exudan copiosas cantidades de secreciones salivales que son consumidas con avidez por los adultos. Estos incluyen azúcares y aminoácidos, y pueden proporcionar nutrientes esenciales para la formación de proteínas que de otro modo no están disponibles para los adultos (que no pueden digerir las proteínas). [38]

Determinación del sexo

En las avispas, como en otros himenópteros, el sexo está determinado por un sistema haplodiploide, lo que significa que las hembras están inusualmente estrechamente relacionadas con sus hermanas, lo que permite que la selección de parentesco favorezca la evolución del comportamiento eusocial. Las hembras son diploides, lo que significa que tienen cromosomas 2n y se desarrollan a partir de huevos fertilizados. Los machos, llamados zánganos, tienen un número haploide (n) de cromosomas y se desarrollan a partir de un óvulo no fertilizado. [29] Las avispas almacenan el esperma dentro de su cuerpo y controlan su liberación para cada óvulo individual a medida que se pone si una hembra desea producir un óvulo macho, simplemente pone el óvulo sin fertilizarlo. Por lo tanto, en la mayoría de las condiciones en la mayoría de las especies, las avispas tienen un control voluntario completo sobre el sexo de su descendencia. [25] Infección experimental de Muscidifurax uniraptor con la bacteria Wolbachia indujo la reproducción thelytokous y una incapacidad para producir descendencia masculina fértil y viable. [39]

Evitación de la endogamia

Hembras del parasitoide avispa solitaria Venturia canescens pueden evitar el apareamiento con sus hermanos mediante el reconocimiento de familiares. [40] En comparaciones experimentales, la probabilidad de que una hembra se aparee con un macho no emparentado fue aproximadamente el doble que la probabilidad de que ella se aparee con hermanos. Las avispas hembras parecen reconocer a los hermanos sobre la base de una firma química llevada o emitida por los machos. [40] La evitación del apareamiento entre hermanos reduce la depresión por endogamia que se debe en gran parte a la expresión de mutaciones recesivas deletéreas homocigotas. [41]

Como polinizadores

Si bien la gran mayoría de las avispas no desempeñan ningún papel en la polinización, algunas especies pueden transportar el polen de manera eficaz y polinizar varias especies de plantas. [42] Dado que las avispas generalmente no tienen una cubierta similar a una piel de pelos suaves y una parte del cuerpo especial para el almacenamiento de polen (canasta de polen) como lo hacen algunas abejas, el polen no se adhiere bien a ellas. [43] Sin embargo, se ha demostrado que incluso sin pelos, varias especies de avispas pueden transportar el polen de manera eficaz, contribuyendo así a la polinización potencial de varias especies de plantas. [44]

Las avispas del polen de la subfamilia Masarinae recolectan néctar y polen en un cultivo dentro de sus cuerpos, en lugar de en el vello corporal como las abejas, y polinizan flores de Penstemon y la familia de las hojas de agua, Hydrophyllaceae. [45]

Los Agaonidae (avispas de los higos) son los únicos polinizadores de casi 1000 especies de higos, [43] y, por lo tanto, son cruciales para la supervivencia de sus plantas hospedantes. Dado que las avispas dependen igualmente de sus higueras para sobrevivir, la relación coevolucionada es completamente mutualista. [46]

Como parasitoides

La mayoría de las avispas solitarias son parasitoides. [47] Cuando son adultos, aquellos que se alimentan generalmente solo toman néctar de las flores. Parasitoid wasps are extremely diverse in habits, many laying their eggs in inert stages of their host (egg or pupa), sometimes paralysing their prey by injecting it with venom through their ovipositor. They then insert one or more eggs into the host or deposit them upon the outside of the host. The host remains alive until the parasitoid larvae pupate or emerge as adults. [48]

The Ichneumonidae are specialized parasitoids, often of Lepidoptera larvae deeply buried in plant tissues, which may be woody. For this purpose, they have exceptionally long ovipositors they detect their hosts by smell and vibration. Some of the largest species, including Rhyssa persuasoria y Megarhyssa macrurus, parasitise horntails, large sawflies whose adult females also have impressively long ovipositors. [49] Some parasitic species have a mutualistic relationship with a polydnavirus that weakens the host's immune system and replicates in the oviduct of the female wasp. [10]

One family of chalcid wasps, the Eucharitidae, has specialized as parasitoids of ants, most species hosted by one genus of ant. Eucharitids are among the few parasitoids that have been able to overcome ants' effective defences against parasitoids. [50] [51] [52]

As parasites

Many species of wasp, including especially the cuckoo or jewel wasps (Chrysididae), are kleptoparasites, laying their eggs in the nests of other wasp species to exploit their parental care. Most such species attack hosts that provide provisions for their immature stages (such as paralyzed prey items), and they either consume the provisions intended for the host larva, or wait for the host to develop and then consume it before it reaches adulthood. An example of a true brood parasite is the paper wasp Polistes sulcifer, which lays its eggs in the nests of other paper wasps (specifically Polistes dominula), and whose larvae are then fed directly by the host. [53] [54] Sand wasps Ammophila often save time and energy by parasitising the nests of other females of their own species, either kleptoparasitically stealing prey, or as brood parasites, removing the other female's egg from the prey and laying their own in its place. [55] According to Emery's rule, social parasites, especially among insects, tend to parasitise species or genera to which they are closely related. [56] [57] For example, the social wasp Dolichovespula adulterina parasitises other members of its genus such as D. norwegica y D. arenaria. [58] [59]

As predators

Many wasp lineages, including those in the families Vespidae, Crabronidae, Sphecidae, and Pompilidae, attack and sting prey items that they use as food for their larvae while Vespidae usually macerate their prey and feed the resulting bits directly to their brood, most predatory wasps paralyze their prey and lay eggs directly upon the bodies, and the wasp larvae consume them. Apart from collecting prey items to provision their young, many wasps are also opportunistic feeders, and will suck the body fluids of their prey. Although vespid mandibles are adapted for chewing and they appear to be feeding on the organism, they are often merely macerating it into submission. The impact of the predation of wasps on economic pests is difficult to establish. [60]

The roughly 140 species of beewolf (Philanthinae) hunt bees, including honeybees, to provision their nests the adults feed on nectar and pollen. [61]

As models for mimics

With their powerful stings and conspicuous warning coloration, social wasps are the models for many species of mimic. Two common cases are Batesian mimicry, where the mimic is harmless and is essentially bluffing, and Müllerian mimicry, where the mimic is also distasteful, and the mimicry can be considered mutual. Batesian mimics of wasps include many species of hoverfly and the wasp beetle. Many species of wasp are involved in Müllerian mimicry, as are many species of bee. [62]

As prey

While wasp stings deter many potential predators, bee-eaters (in the bird family Meropidae) specialise in eating stinging insects, making aerial sallies from a perch to catch them, and removing the venom from the stinger by repeatedly brushing the prey firmly against a hard object, such as a twig. [63] The honey buzzard attacks the nests of social hymenopterans, eating wasp larvae it is the only known predator of the dangerous [64] Asian giant hornet or "yak-killer" (Vespa mandarinia). [65] Likewise, roadrunners are the only real predators of tarantula hawk wasps. [66]

Minute pollinating fig wasps, Pleistodontes: the trees and wasps have coevolved and are mutualistic.

Latina rugosa planidia (arrows, magnified) attached to an ant larva the Eucharitidae are among the few parasitoids able to overcome the strong defences of ants.

The Chrysididae, such as this Hedychrum rutilans, are known as cuckoo or jewel wasps for their parasitic behaviour and metallic iridescence.

European beewolf Philanthus triangulum provisioning her nest with a honeybee

Wasp beetle Clytus arietis is a Batesian mimic of wasps.

Bee-eaters such as Merops apiaster specialise in feeding on bees and wasps.

As pests

Social wasps are considered pests when they become excessively common, or nest close to buildings. People are most often stung in late summer, when wasp colonies stop breeding new workers the existing workers search for sugary foods and are more likely to come into contact with humans if people then respond aggressively, the wasps sting. [67] Wasp nests made in or near houses, such as in roof spaces, can present a danger as the wasps may sting if people come close to them. [68] Stings are usually painful rather than dangerous, but in rare cases, people may suffer life-threatening anaphylactic shock. [69]

In horticulture

Some species of parasitic wasp, especially in the Trichogrammatidae, are exploited commercially to provide biological control of insect pests. [2] [70] One of the first species to be used was Encarsia formosa, a parasitoid of a range of species of whitefly. It entered commercial use in the 1920s in Europe, was overtaken by chemical pesticides in the 1940s, and again received interest from the 1970s. Encarsia is used especially in greenhouses to control whitefly pests of tomato and cucumber, and to a lesser extent of aubergine (eggplant), flowers such as marigold, and strawberry. [71] Several species of parasitic wasp are natural predators of aphids and can help to control them. [72] For instance, Aphidius matricariae is used to control the peach-potato aphid. [73]

Encarsia formosa, a parasitoid, is sold commercially for biological control of whitefly, an insect pest of tomato and other horticultural crops.

Tomato leaf covered with nymphs of whitefly parasitised by Encarsia formosa

In sport

Wasps RFC is an English professional rugby union team originally based in London but now playing in Coventry the name dates from 1867 at a time when names of insects were fashionable for clubs. The club's first kit is black with yellow stripes. [74] The club has an amateur side called Wasps FC. [75]

Among the other clubs bearing the name are a basketball club in Wantirna, Australia, [76] and Alloa Athletic F.C., a football club in Scotland. [77]

In fashion

Wasps have been modelled in jewellery since at least the nineteenth century, when diamond and emerald wasp brooches were made in gold and silver settings. [78] A fashion for wasp waisted female silhouettes with sharply cinched waistlines emphasizing the wearer's hips and bust arose repeatedly in the nineteenth and twentieth centuries. [79] [80]

In literature

The Ancient Greek playwright Aristophanes wrote the comedy play Σφῆκες (Sphēkes), The Wasps, first put on in 422 BC. The "wasps" are the chorus of old jurors. [81]

It flew, he is convinced, within a yard of him, struck the ground, rose again, came down again perhaps thirty yards away, and rolled over with its body wriggling and its sting stabbing out and back in its last agony. He emptied both barrels into it before he ventured to go near. When he came to measure the thing, he found it was twenty-seven and a half inches across its open wings, and its sting was three inches long. . The day after, a cyclist riding, feet up, down the hill between Sevenoaks and Tonbridge, very narrowly missed running over a second of these giants that was crawling across the roadway. [82]

Avispa (1957) is a science fiction book by the English writer Eric Frank Russell it is generally considered Russell's best novel. [84] In Stieg Larsson's book The Girl Who Played with Fire (2006) and its film adaptation, Lisbeth Salander has adopted her kickboxing ringname, "The Wasp", as her hacker handle and has a wasp tattoo on her neck, indicating her high status among hackers, unlike her real world situation, and that like a small but painfully stinging wasp, she could be dangerous. [85]

Parasitoidal wasps played an indirect role in the nineteenth-century evolution debate. The Ichneumonidae contributed to Charles Darwin's doubts about the nature and existence of a well-meaning and all-powerful Creator. In an 1860 letter to the American naturalist Asa Gray, Darwin wrote:

I own that I cannot see as plainly as others do, and as I should wish to do, evidence of design and beneficence on all sides of us. There seems to me too much misery in the world. I cannot persuade myself that a beneficent and omnipotent God would have designedly created the Ichneumonidae with the express intention of their feeding within the living bodies of caterpillars, or that a cat should play with mice. [86]

In military names

With its powerful sting and familiar appearance, the wasp has given its name to many ships, aircraft and military vehicles. [87] Nine ships and one shore establishment of the Royal Navy have been named HMS Avispa, the first an 8-gun sloop launched in 1749. [88] Eleven ships of the United States Navy have similarly borne the name USS Avispa, the first a merchant schooner acquired by the Continental Navy in 1775. [89] The eighth of these, an aircraft carrier, gained two Second World War battle stars, prompting Winston Churchill to remark "Who said a Wasp couldn't sting twice?" [87] In the Second World War, a German self-propelled howitzer was named Wespe, [90] while the British developed the Wasp flamethrower from the Bren Gun Carrier. [91] In aerospace, the Westland Wasp was a military helicopter developed in England in 1958 and used by the Royal Navy and other navies. [92] The AeroVironment Wasp III is a miniature UAV developed for United States Air Force special operations. [93]


Ver el vídeo: Enfermedades de rumiantes Parte 2