Varios

Michela Bogoni - Artista - Su CV

Michela Bogoni - Artista - Su CV


Michela Bogoni, plan de estudios

Hay un renacimiento indiscutible de lo figurativo en el arte. En primer plano: retrato.
Los rostros de Michela Bogoni, pintora veronesa originaria de San Bonifacio, excavan en el alma a partir de la fisicalidad. Dice que nació con una pasión "manía" por el arte, y que ciertas cosas no se pueden elegir, solo se pueden aceptar y encaminar hacia su realización. Se define a sí misma como una artesana ya que trabaja con sus manos y crea. Para Michela Bogoni la artista es quien aporta un cambio al rumbo de la historia del arte con su propia obra. Nacido en 1973, el artista desde muy joven soñó con la pintura. A los 15 años comenzó a vivir de la pintura, trabajando como madonnara y haciendo pinturas por encargo. Graduada con 110 cum laude por la Academia de Bellas Artes de Venecia, Michela Bogoni ha hecho del arte su profesión, actualmente vive en Monteforte d'Alpone con su marido, también pintor, y sus dos hijas: Stella y Celeste. Su familia apoya y fortalece su amor por el arte y aunque dedicarse a ellos le quita mucho tiempo de la pintura silenciosa y prolongada, obligándola a trabajar a intervalos, para ella vale la pena.

Pregunta: "¿Por qué optaste por el retrato?".
«Porque me emocionó sentirme escudriñada por los ojos que acababa de pintar. La fisonomía animada por el sentimiento es misteriosa y fascinante: puede decir mucho sobre el ser humano y su vida ».

Pregunta: "¿Puedes describir cómo nace y toma forma una de tus obras?".
«La idea parte del recuerdo de un momento que viví y fotografié. Selecciono las fotos hasta que tomo una foto y la hago mía. La emoción de ese momento se revela al pintarlo. Siempre es agradable cuando el pincel traza las formas de un sentimiento. En mis rostros puedo leer mil pensamientos flotantes que me hacen soñar. Al final me encanta mirar las pinturas varias veces para imaginar pequeños matices en el pensamiento de mis personajes ».

Pregunta: "¿Qué técnica usas y en qué materiales?".
«El óleo sobre lienzo con el que me hice muy amigo. ¡La pintura es una especie de terapia y los óleos son mis medicinas! ».


Pregunta: "¿Qué personajes lo apoyaron y cuáles lo obstaculizaron?"
“Nunca he buscado una gran aclamación. El mayor obstáculo es el miedo a que algún día ya no podamos tener el privilegio de vivir de la pintura ».

Pregunta: "¿Cómo va tu día típico?"
«Siempre me gustaría estar en el caballete mucho antes, pero la familia y los clientes me toman mucho tiempo. Me encanta poder cumplir con las expectativas de mis clientes, incluso si a veces tienen solicitudes con las que no estoy de acuerdo. Esta es la otra cara de la moneda. Mi suerte es la velocidad. Puedes hacer mi trabajo en un día, como máximo dos. Sin embargo, esto me permite satisfacer mis necesidades creativas ».

Pregunta: "¿Con quién estás colaborando actualmente?"
“No me apoya ninguna galería, pero de hecho nunca la he buscado. Vivir en la pintura me ha abierto varios caminos que, sin embargo, me han permitido una buena visibilidad ».

Pregunta: «¿Dónde organizó sus exposiciones personales?».
«En Verona en el ex matadero y en SpazioArte Pisanello, en Vicenza y en la Galleria ArteArte de Mantua. Mi experiencia expositiva es limitada debido al escaso tiempo disponible para proponerme a galerías de arte. Mis obras están presentes en hogares y lugares públicos de muchas ciudades ».

Pregunta: "¿Cuáles en su opinión fueron los mejores artistas del pasado y cuáles los actuales?".
"Como amo la pintura figurativa, me gusta toda la historia del arte del pasado. Entre los contemporáneos aprecio a Luciano Ventrone, un virtuoso maestro de una técnica que nunca puede ser reemplazada por el arte conceptual".

Pregunta: "¿Cuáles son sus aspiraciones para el futuro?"
«Sueño con mi futuro lleno de pintura y grandes obras que tienen una ubicación posible. Aspiro a mejorar, emocionarme y emocionarme cada vez más pintando. Pocas convicciones pero sólidas: ¡pintar, pintar, pintar! ».

Para información: celular 3475934228

Si eres un artista y deseas publicar tus trabajos en este sitio, escribe a la dirección [email protected]


CURRICULUM VITAE

Nacida en Alessandria en 1974, comenzó a estudiar Arpa en 1992 a 1994 en su ciudad con el prof. Irene Rossi y luego continuó sus estudios en Parma de 1994 a 1998 con el prof. Katia Bovo.
Concluye sus estudios de Arpa, graduándose en 2001 en la “A. Vivaldi ”en Alessandria bajo la dirección del prof. Elisabetta Zanaboni, y asistió los dos años siguientes como aprendiz de 2001 a 2003.

Asistió a clases magistrales con muchos profesores, entre ellos: Camillo Vespoli, Fernanda Saravalli, Gabriella Dall'Olio, Francesca Frigotto y Lucia Clementi, Rosanna Valesi.

Ha colaborado como arpista en diversas orquestas y grupos de cámara como: la Orquesta "Camerata Schubert" de Mantua con el maestro Claudio Felice Sedazzari, la Sinfónica de Parmesano con el maestro Marco Faelli, la Orquesta de Cámara Reggio Emilia, la Orquesta "Warten-Stall" de Guastalla (RE) con el maestro Leonardo Tenca, la Orquesta "Angelo Gavina" de Voghera, la Orquesta "Filarmónica Italiana de Piacenza", frente a un repertorio de ópera que incluye "Aida" interpretado en julio de 2003 en el Festival de Tyro en el Líbano, dirigido por el maestro Marcello Lista.

Con el Dúo “Syrinx” (Arpa y Flauta, flautista Chiara Assandri) realizó numerosos conciertos en conjuntos de cámara que van de dúo a cuarteto con la formación de Arpa, Flauta, Traverso, Tenor y Trompa.

Ha estado enseñando su instrumento de forma privada en Alessandria desde 2003, y sus alumnos ya se han colocado al ganar, primero, segundo y tercer lugar en los Concursos Nacionales de Arpa.

Fue presidenta y profesora de la Asociación de Deportes Aficionados "Vivere la Danza" (escuela de ballet) en Alessandria de 2007 a 2014.

Ganador de un concurso interno organizado por el “A. Vivaldi "en Alessandria, por impartir el Curso Preparatorio de Arpa para los años 2011 - 2012 - 2013 - 2014 - 2015 - 2016 - 2017 - 2018.

Enseñó arpa de 2012 a 2013 en el "A. Casella ”de Novi Ligure.

En 2003 asistió al curso de actualización sobre: ​​"La voz del niño" realizado en Génova en el Teatro "Carlo Felice", y ese mismo año impartió clases en el jardín de infancia de Monserrato (AL), impartiendo cursos de Enfoque Musical para niños de 5 años. al 10. En 2004 participó en el curso en el Centro de Estudios de Educación Musical “Roberto Goitre” de Turín.
También participó en el VI Simposio Europeo de Arpa en 2004 en Lyon (Francia) dirigido por Isabelle Perrin.

Ha colaborado con diversas asociaciones de conciertos como "Emma Maria Ferrari" (AL), asociación "Controtempo" en Turín y ha impartido cursos de Música Antiestrés en el Hospital Infantil de Alessandria, gracias a la asociación Zonta.

Fue titular de la clase de Arpa en el Instituto Musical de Avigliana (TO) y Profesora Auxiliar, en la clase de Arpa de la "A. Vivaldi ”en Alessandria de 2003 a 2006.

También fue profesora de proyectos en Educación Musical (preparatoria) en las Escuelas Primarias y Infantiles de: Valenza Po, Castellazzo Bormida, Vignale Monferrato de 2002 a 2005.


Fiera delle Grazie, victoria familiar: Bogoni triunfa pintando a su marido, su hija y su nieto

Michela es la esposa de Federico Pillan, ganador en 2017 y segundo este año. Se lo dedica a su hermano Marco, fallecido hace unos años: "Es mi ángel de la guarda"

CURTATONE. Victoria del tamaño de la familia para Michela Bogoni y su esposo Federico Pillan, quien a mediados de agosto recogió premios en el 46º encuentro nacional de Madonnari di Grazie, llevándose a casa los tres premios más prestigiosos. Michela, pintora de 45 años que vive en Monteforte D'Alpone, en la provincia de Verona, sedujo a los expertos en arte y al público en general con la pintura Ángel de Dios eres mi guardián, obteniendo la medalla de oro en la categoría de maestría y el premio especial del jurado popular.

Un doble triunfo, detrás del cual se esconde una apasionante historia de afectos familiares. Bogoni utilizó tres modelos excepcionales: su hija Stella, su sobrino Elia y su marido Federico. Los dos primeros posaron para ella virtualmente, inmortalizados en una foto tomada antes del concurso, mientras que el tercero estaba junto a ella en la plaza, a su vez ocupada dibujando.

Mientras la obra cobraba vida, Michela también sintió a su hermano a su lado Marco, que murió hace unos años. «Es mi ángel de la guarda - revela - y es a él a quien quiero dedicar la victoria. En el cementerio sentí su presencia ».

Michela es una veterana del concurso de Acción de Gracias. «La primera vez que actué en esta plaza tenía 17 años. Desde entonces he participado en casi todas las ediciones. Solo paré cuando estaba amamantando a mis dos hijas, Stella y Celeste ».

Bogoni ya había subido al escalón más alto del podio en 2015. “Esa edición fue interrumpida al mediodía por la lluvia y los premios se entregaron en base a las fotos tomadas justo antes del aguacero -recuerda-. Ahora por fin puedo celebrar la victoria frente a mi cuadro: es un sueño que se hace realidad ».

El jurado otorgó el primer premio al retratista veneciano y con él la tarea de realizar el boceto del cartel para la próxima feria, motivando su elección con estas palabras: “Con una técnica hábil, capaz de dosificar los diferentes tonos de color y cromáticos matices, el artista ha creado una composición equilibrada que se dirige al espectador, involucrándolo emocionalmente en la escena. La estructura compositiva, basada en una diagonal, ayuda a crear un fuerte dinamismo figurativo, haciendo que las tres figuras destaquen sobre el fondo, comunicándose así de inmediato con el espacio exterior. El tema también ejemplifica magistralmente el tema de la familia ”.

El ambiente familiar también se respiró en el podio de la categoría maestría, donde, junto a Bogoni, tomó su lugar su esposo Federico Pillan, quien ganó la medalla de plata con la ópera. San Juan Bautista. “En 2017 gané el primer premio - recuerda - pero este año estoy más emocionado. La victoria de mi esposa llena de alegría mi corazón ».

Tercero en la clasificación, Mariano Bottoli, quien ha participado en el certamen desde 1977 y cuenta con varias victorias en su haber. El artista, residente en Maderno (Brescia), añadió este miércoles una nueva medalla a su palmarès gracias al cuadro El cocodrilo y el misterio de la muerte y la resurrección.

En la categoría calificada, el primer premio fue para la Cremonese Michela Vicini, ascendido a maestro de la tiza. Segundo lugar, el chileno César Polack Ugarte. En tercer lugar, Greta Stellini de Porto Mantovano.

En el podio reservado para madonnari simples, dos artistas mexicanos: Ignacio Chávez, quien ganó el oro, y Rubén Martínez Arriaga, galardonado con plata. Bronce estilo Bérgamo Giulia Monzani. Gracias a las nuevas reglas de competencia, que entraron en vigor este año, los tres fueron recompensados ​​con el paso a la categoría "calificados".

También se entregaron premios especiales durante la noche. El premio Santuario fue para Genny Gavio de Pontedera. El Parco del Mincio otorga un Chiara Mancini de Castelletto Borgo. Premio Mexicano a la Creatividad Margarita Botello Morales. El premio de Rotary en Mantua Alex Fioratti. Dieciséis artistas, incluidas 14 mujeres.

Por la noche el alcalde Carlo Bottani otorgó un premio especial al presidente del jurado, Peter Assmann y al comisario Salvatore Pagliazzo Bonanno. Durante la ceremonia, se respetó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de Génova, en el derrumbe del puente Morandi.


Alessandro Masala y su apodo "Shooter Hates You"

Por qué Alessandro eligió como nick El tirador te odia él mismo lo explica en tumblr:

Cuando era niño, jugaba mucho a DOOM y me gustaba la idea de ser "el que dispara". Ten paciencia, yo era un niño, en ese momento Shooter sonaba muy bien para mis oídos. Se mantuvo. Hates You vino más tarde, es otra mierda adolescente, así que me inscribí en un foro. Cuando ni Facebook ni Myspace existían. Sí, soy así de viejo.


Michela Bogoni - Artista - Su CV

ANTONIO ROVALDI

¡Tantas cosas en el aire! es la segunda exposición individual de Antonio Rovaldi en la Galería Michela Rizzo.
La exposición se concibe como un viaje por etapas que sigue la gestación del último libro de Rovaldi dedicado a los márgenes de Nueva York, en la línea de un rostro de una ciudad menos conocida, más salvaje y más escondida, como sugiere el título del libro: The Sound of the Woodpecker Bill: Ciudad de Nueva York.
El título de la exposición está tomado del primer verso del poema Three Airs del poeta y crítico de arte estadounidense Frank O 'Hara, de la colección Lunch Poems (1953-1964) dedicada a la ciudad de Nueva York, a walking as an práctica asociativa, a sus ritmos y a los colores de la ciudad. Este primer verso se traduce en un neón azul en una pared de la galería, una conversación vertiginosa -como una visión repentina durante un paseo- con el autor del poema: "¡Sí Frank, tantas cosas en el aire!". El neón ilumina la habitación donde, desde dos altavoces estéreo, una voz repite las paradas de un largo paseo por los bordes de Nueva York recitando los nombres de lugares, calles, horas del día, alternando y superponiendo campos sonoros grabados entre 2016. y 2018 del propio Rovaldi.

Five Walk. NYC es también el resultado de la colaboración entre Antonio Rovaldi y el diseñador de sonido Tommaso Zerbini. La instalación consta de cinco capítulos, tantos como distritos hay en la ciudad, y es un flujo constante de voces y geografías sonoras. Como el alter ego de un artista, una voz acompaña la escucha a lo largo de una línea sonora circular, pasando de entornos urbanos ruidosos a encontrar espacios para articular la historia de un viaje que se desarrolla a través de pausas y segundas reflexiones.

La planta superior está ocupada por la instalación de video El resto de las imágenes. El vídeo, fruto de la colaboración entre Rovaldi y la directora Federica Ravera, es tanto una documentación de la práctica artística del artista en su lugar de trabajo como una estrecha relación entre el caminar, la fotografía (sus procesos y soportes) y el ensamblaje de las imágenes en una secuencia. Por último, pero no menos importante, la relación entre quien filma y quien es filmado. Las fotografías que las manos del artista mueven en el suelo de su estudio rediseñan geografías y las trayectorias de bolas que salpican en el espacio, rápidas y aleatorias, sugieren nuevas direcciones posibles, mientras el rostro de una ciudad se aleja y su sonido se baja.

Una vez más Rovaldi vuelve a reflexionar sobre la relación entre imagen y movimiento físico del cuerpo que camina, sobre el recuerdo de una experiencia geográfica ocurrida hace algún tiempo y la necesidad de repensar las distancias, en la creencia de que los lugares son complejos sistemas elásticos que no pueden. estar contenido en una imagen.

Antonio Rovaldi (Parma, 1975) es un artista que vive entre Milán y Nueva York.

Estudió arte y fotografía en Milán con Hideyoshi Nagasawa y Mario Cresci.

Su investigación gira en torno a cuestiones relacionadas con el paisaje y la percepción de los lugares a través de la distancia. Su práctica se basa en caminar y andar en bicicleta largas distancias y la investigación de los lugares que atraviesa suele tener relación con la literatura. El uso de la escritura en relación con la imagen es una constante de su investigación.

Trabaja principalmente con fotografía, video, escultura y dibujo.

En 2009 fue Artista Residente en el Iscp de Brooklyn y en 2006 ganador del Premio Nueva York en la Universidad de Columbia.

Ganador del premio Ottella for GAM 2017, entre sus exposiciones individuales mencionamos: Museo MAN en Nuoro (Una nube cayó sobre mi, 2015), Monito Roma (Horizonte en Italia, 2013), La Goma de Madrid (Piensa en mí en la batalla mañana, 2013), Museo Hirshhorn en Washington DC (El día inaugural, 2012).

Entre sus exposiciones colectivas recientes: Fondazione Prada (Dame ayer, 2016), Fotografía europea en Reggio Emilia (La Via Emilia. Carreteras, viajes, fronteras / Nuevas exploraciones, 2016).

En 2015 publicó el libro Horizonte en Italia con Humboldt Books y MAN (2015), fruto de su largo viaje por la península italiana y Cerdeña para fotografiar la línea del horizonte. También en 2015 publicó: Desvío en Detroit con Francesca Berardi publicado por Humboldt Books (2015), que cuenta la historia de una de las ciudades más fascinantes del siglo XXI a través de una serie de encuentros de personas que han construido el presente de la ciudad y que imaginan su futuro.

Ha publicado un libro infantil inspirado en Nueva York para Les Ceris titulado Bebé de la ciudad de nueva york, se dedica a la ciudad y a la fotografía al mismo tiempo.

En este período se embarca en un complejo proyecto que lo ve caminar por los cinco distritos de Nueva York para contar, a través de la relación entre imagen y escritura, los límites de la ciudad.

Al mismo tiempo, prepara un nuevo viaje en bicicleta por Irlanda dedicado a un solo color: el verde.

Antonio Rovaldi (Parma, 1975).

Estudió arte y fotografía en Milán con Hideyoshi Nagasawa y Mario Cresci.
Su investigación gira en torno a temas relacionados con el paisaje y la percepción de lugares a distancia. Su práctica artística se basa en caminar y recorrer largas distancias en bicicleta, y el estudio de los lugares que atraviesa suele tener relación con la literatura. El uso de la escritura en relación con la imaginería es un elemento constante de su investigación. Trabaja principalmente con fotografía, video, escultura y dibujo.

En 2006 ganó el Premio Nueva York en la Universidad de Columbia y en 2009 fue Artista Residente en el ISCP de Brooklyn. Sus exposiciones individuales incluyen la de la Galería Michela Rizzo en Venecia (Querido Michael, de Edgecombe a Qumalai / con Michael Hoepfner) en el Museo MAN de Nuoro (Una nube cayó sobre mi, 2015) Monitor, Roma (Horizonte en Italia, 2013) El Goma de Madrid (Piensa en mí en la batalla mañana, 2013) y el Museo Hirshhorn en Washington DC (El día inaugural, 2012).
Entre sus espectáculos colectivos recientes: Fondazione Prada (Dame ayer, 2016), Fotografía europea en Reggio Emilia (La Via Emilia. Carreteras, viajes, fronteras / Nuevas exploraciones, 2016).

En 2015 publicó el libro Horizonte en Italia con Humboldt Books y MAN (2015), fruto de su largo viaje por la costa de la península italiana y Cerdeña para fotografiar el horizonte.
De nuevo en 2015 su Desvío en Detroit with Francesca Berardi fue publicado por Humboldt Books (2015), que cuenta la historia de una de las ciudades más fascinantes del siglo XXI a través de una serie de encuentros con una variedad de personas que están construyendo su presente e imaginando su futuro.
Les Cerises publicó un libro infantil suyo, inspirado en Nueva York y titulado Bebé de la ciudad de nueva york, dedicado a la ciudad y a la fotografía al mismo tiempo.

En este momento está trabajando en un proyecto complejo que lo ve caminar por los cinco distritos de Nueva York para contar los límites de la ciudad a través de su relación con las imágenes y la escritura. Al mismo tiempo, prepara un nuevo viaje en bicicleta por Irlanda dedicado a un solo color: el verde.


"Quien encarga la obra abre una puerta, pero lo que hay dentro lo exploro". Paolo Troilo

De regreso al apartamento, se tomó selfies con su teléfono celular y comenzó con lo que estaba familiarizado: él mismo. “Empecé con los grandes retratos, la mejora vino con los años: el tiempo en este sentido es la única variable capaz de dar valor al arte. Si bien el arte nace del deseo, del amor, del deseo de visualizar el amor por algo, el tiempo es lo que gobierna todo y lo que falta hoy. Mi mayor trauma estaba pasando Progreso agencia en la que participaron treinta, cuarenta personas, en ocasiones pasaba solo en el estudio.

Estos momentos me han dado un gran peso para llevar, el pensamiento y el pensamiento necesita tiempo. A partir de tales pausas -que entonces definir pausas es erróneo, por ser bastante dinámicas- de la soledad entendí que el tiempo es fundamental para el arte, y también la forma en que nos exponemos a los demás necesita su propio tiempo: hay una espera y una obligatoriedad. preparación, al final de la cual te sientes listo para ser visto. Tuve la suerte de tener el arte inherente dentro de mí desde que era niño, de vivir una vida llena de eventos, viajes, trabajo, gente conocida, y todo lo que he introyectado ha creado un bagaje que me ha permitido tener algo que decir. tan pronto como comencé a pintar. El tiempo en el arte sirve para crear algo que decir -porque el contenido es mucho más importante que el contenedor- y decir la verdad ”.

A partir de 2006 sus obras comenzaron a venderse y exhibirse, despertando especial interés del público y de la crítica, hasta que en 2011 fue seleccionado para la 54ª Bienal de Venecia. Sus obras han sido expuestas en San Francisco, Miami, Estambul, París, Madrid, Milán, Roma, Florencia, Berlín, Basilea, Singapur, Los Ángeles, Londres y Tel Aviv.

"La mayoría de mis pinturas están tomadas de autorretratos y autorretratos: me encanta la figura masculina por las vibraciones que da en la luz y las sombras, por los músculos que se mueven de cierta manera, por las manos nudosas, por más intenso y por el hecho fundamental de que soy un hombre y me digo a través de mí mismo, a través de mi visión ».

Gran parte de la producción de Paolo Troilo proviene de encargos, y, como él mismo afirma, «trabajando en este tipo de pintura introspectiva y sobre las emociones, quien hace el encargo es como si acudiera al psicoanalista: me gusta tener una relación un poco más profunda reunirme con él más de una vez, hablar con él para sumergirme en el momento específico que vive. En resumen, trato de entender lo que quiere, lo que yo quiero, y luego traducir este sincretismo. No creo que el artista pueda ser un medio, el artista es una fuente: es el glaciar el que se mueve, sufre, se desgarra, baja al valle y da vida al río. No quiero ser el intérprete de los deseos ajenos, sino una persona que escucha lo que pasa y que intenta llevarlo a su mundo según su propia visión. El sentido y la forma deben seguir siendo de mi propiedad: quien encarga la obra abre una puerta, pero lo que hay dentro lo exploro ”. Con razón, no le preocupa tener que ponerse de acuerdo con nadie: "es difícil poder complacer, y ni siquiera es lo que quiero: para mí equivaldría a vender mi alma al diablo". Al emprender esta carrera como “independiente”, quienes vienen a mí en un encargo saben lo que buscan, qué resultado esperar ».

Me explica que en Italia hay una fórmula que se aplica para calcular el valor de pinturas, fotografías y obras de arte sobre papel: [(base + altura) x coeficiente] x 10 = precio. Se suman la base y la altura de la obra, el resultado se multiplica por el coeficiente y, finalmente, se vuelve a multiplicar por 10. El coeficiente es un parámetro (o puntuación) que es establecido por el galerista de acuerdo con el artista, y basado en la solidez de este último, es decir, en su curriculum vitae: exposiciones personales y colectivas, premios y reconocimientos obtenidos, adquisiciones de museos o por importantes coleccionistas, reseñas y críticas, publicaciones. Hasta la demanda del mercado de sus obras o los resultados de la subasta.

«Empecé con un coeficiente muy bajo porque no era nadie, y poco a poco fui creciendo. Entiendo la necesidad de mantener una determinada cuadrícula, pero también es cierto que esta cuadrícula a veces está en manos de personas ilustradas, en otras ocasiones está al servicio del dinero y crea un mercado en el que hay una gran crisis de valor. ". Un mercado que, según Troilo, corre el riesgo de convertirse en una gran burbuja: "desde hace varios años se ha producido mucho, demasiado, sin importarle la singularidad y el camino del artista, por lo que la mayor parte quedó incompleto, el La riqueza luego creció en países con menos cultura que riqueza, lo que transformó el arte en una subespecie de lavandería. El arte en este momento histórico es un caos enorme y el riesgo de la burbuja no se ha evitado: el arte contemporáneo no puede tener valor sino cuando el tiempo lo da, pero al mismo tiempo abrir una galería en cualquier metrópoli es una masacre, por eso la prisa por asignar un precio, a menudo sobrestimado, reina supremo ».

Paolo Troilo no desdeña la experimentación en absoluto, y lo demuestra mostrándome una camilla verde militar de 1953 utilizada en hospitales de campaña estadounidenses en Vietnam, recuperada gracias a un amigo: "Quería pintar la Sábana Santa, porque arriba ciertamente había una el pobre cristo fue a la guerra como mártir. Lo pinté con tinte yodado y acrílico negro, y aunque eso no forma parte de mi poética, quise pensar en la vida que vive el objeto, reinterpretándolo ”. De igual manera, apuntando a un gran lienzo, dice que "cuando murió mi madre el 25 de diciembre de 2018, llegué a casa y - como ella pintaba flores - yo, que nunca había pintado flores, hice esta maceta invertida con un ramo de flores adentro. eso ". "¿Dirías alguna vez que es un Troilo?", Pregunta sonriendo.

La familia y el tiempo son temas recurrentes tanto en nuestra conversación como en su producción. "Estas son las tablas de Las maravillosas aventuras de Brio y el Canicorno: estoy elaborando un libro infantil dedicado a mi hija -que se llama Brio- en el que descubre al Canicorno, un perro imaginario, lo lleva a casa y de allí tienen Empiezo sus aventuras juntos ». Sus hijos son invitados habituales del estudio, donde dibujan, hojean las obras de su papá y tienen todo el espacio disponible: "los dos son muy buenos, simplemente me gustaría eso, por mi trabajo y el de mi esposa Verónica - que ella es mi agente para Italia y se encarga de los montajes de mis exposiciones, si creen que están “predestinados” para una carrera similar ».

Una duda legítima, seamos claros, pero a la luz del camino y la conciencia madurada por papá, hay que estar seguro de que el peligro puede evitarse por completo.

Artículo: Marianna Tognini Sesión de fotos: Adriano Mujelli


Video: MICHELA MELONI - IL VIAGGIO