Información

¿Por qué los tomates se vuelven amarillos en un invernadero o invernadero y qué hacer?

¿Por qué los tomates se vuelven amarillos en un invernadero o invernadero y qué hacer?


A menudo, incluso los agricultores experimentados se enfrentan al problema del amarillamiento de las hojas de tomate en los invernaderos. Por qué los tomates pueden volverse amarillos en un invernadero y qué hacer al respecto, se lo diremos en este artículo.

El motivo del amarillamiento de las hojas puede ser:

  1. Trasplante inoportuno de plántulas;
  2. Daño al sistema radicular durante el trasplante;
  3. Organización inadecuada del riego;
  4. Incumplimiento del régimen de temperatura;
  5. Suelo pesado;
  6. Falta de nutrientes en el suelo;
  7. Enfermedades y plagas.

Consideremos cada una de las razones por separado.

Plantación inoportuna de plántulas de tomate en invernadero.

Al cultivar plántulas en casa, debe recordar el momento del trasplante. Es necesario comenzar a plantar plántulas en invernaderos o en un invernadero de policarbonato. a la edad de 55-60 días... En las plántulas que crecen demasiado, el sistema de raíces se acumula en un bulto debido a la falta de espacio en los contenedores y comienza a morir.

En el momento de trasplantar las plántulas al invernadero, crecen nuevas raíces y follaje joven. La cantidad necesaria de nutrientes ya no llega a las hojas viejas. Por lo tanto, se vuelven amarillos y mueren.

En este caso, debe hacer riego de raíces... Preparando la solución:

  • agua - 10 litros;
  • fertilizantes - 100 gr.

Regamos el sistema radicular con esta solución. Las plántulas se desarrollarán bien en el futuro, pero habrá un retraso en el desarrollo del arbusto durante varias semanas.

Daño al sistema radicular al trasplantar un tomate.

El daño mecánico a las raíces puede ocurrir como resultado de la siembra descuidada de las plántulas o del aflojamiento descuidado del suelo. En este caso, la parte inferior de la plántula y las hojas pueden volverse amarillas.

Cuando una nueva raíz vuelve a crecer, la planta pronto volverá a la normalidad. Puedes ayudar a la planta a recuperarse regando con la droga "Kornevin"Y rociando las hojas alimentación compleja.

Riego inadecuado de tomates.

Los tomates son un cultivo tolerante a la sequía. A pesar de que el sistema de raíces de las plantas es bastante poderoso y profundo, la mayor parte de las raíces que absorben la humedad están cerca de la superficie del suelo. Por lo tanto, el riego irregular afecta negativamente a la planta.

También tomates no me gusta el exceso de humedad... El riego debe hacerse en raras ocasiones, pero en abundancia. En los invernaderos, la humedad se evapora mucho más lentamente que en los lechos abiertos, por lo que un exceso de humedad puede provocar enfermedades fúngicas.

Se debe regar debajo de la raíz... El agua que cae sobre las hojas hace que se pongan amarillas.

Incumplimiento del régimen de temperatura.

Si hay cambios bruscos de temperatura en el invernadero durante el día y la noche, esto afecta negativamente a las plántulas. Si las hojas se vuelven amarillas y se secan, esto es habla de sobrecalentamiento de las plántulas... Con hipotermia, las hojas se vuelven amarillas, pierden su elasticidad y se marchitan. Esto indica un rendimiento deficiente del sistema raíz.

La temperatura más alta permitida en el invernadero es de + 30-32 grados. El más bajo es + 16-18 grados.

Puede evitar las caídas de temperatura en el invernadero utilizando barriles de agua... Durante el día, el agua se calienta absorbiendo calor, por la noche lo desprende.

Suelo ácido pesado

Tomates no tolera suelos pesados ​​y alta acidez... Es mejor preparar el suelo para los tomates usted mismo antes de plantar.

Es necesario mezclar en partes iguales tierra de jardín, turba y arena de río tamizada y agregar ceniza para normalizar el nivel de acidez. El suelo es necesario aflojar después de cada riegopara evitar el estancamiento de la humedad en el suelo, lo que conduce a la acidificación del suelo.

Al aflojar, se suministra oxígeno adicional a las raíces, lo que asegura el crecimiento normal de la planta. La falta de estas medidas conduce al color amarillento.

Falta de oligoelementos en el suelo.

Es muy importante que los tomates tengan suficientes minerales en el suelo. Su falta conduce al amarilleo de las hojas.

Signos de deficiencias de micronutrientes:

  • Deficiencia de nitrógeno... Con falta de nitrógeno en el suelo, la planta será débil, con un tallo adelgazado, follaje pequeño. Las hojas inferiores comienzan a ponerse amarillas y las venas se vuelven de color azulado. Este inconveniente se puede eliminar regando con una solución de gordolobo: por 10 litros de agua, 1 litro de gordolobo fermentado y 200 gramos de ceniza.
  • Falta de magnesio... Las hojas se cubren con manchas de color marrón-marrón y se caen. Puedes eliminarlo aplicando fertilizantes con nitrato de magnesio.
  • Deficiencia de potasio... La hoja se cubre de manchas amarillas y rizos. Hasta que la fruta cuaje, es necesario hacer un fertilizante a base de cloruro de potasio, luego se puede usar fosfato de potasio.
  • Falta de azufre... En el proceso de fructificación, agregue fertilizante dos veces con un alto contenido de azufre.
  • Deficiencia de boro... La hoja en la parte superior del arbusto se vuelve amarilla. Aplicar fertilizantes a base de ácido bórico.
  • Hambruna de manganeso... Las hojas son de color amarillo claro. Las hojas jóvenes se ven afectadas primero y luego las viejas.

En este último caso, es necesario agregar al suelo solución de gordolobo fermentado, diluido en la proporción:

  • gordolobo -1 litro
  • agua - 20 litros

También se recomienda rociar los arbustos de tomate. solución de permanganato de potasio En relación a:

  • agua tibia - 10 litros
  • manganeso - 1 cucharada

Enfermedades y plagas

El follaje amarillento puede ocurrir como resultado de la aparición de plagas en el suelo como:

  • soportar;
  • gusano de alambre
  • nematodos;
  • pulgón del tabaco.

El gusano de alambre, el nematodo y el oso se alimentan del sistema radicular de las plantas y lo dañan. Cada una de estas plagas se combate con diferentes medios.

Se recomienda usar la droga contra el oso "Medvetox". Para combatir el gusano de alambre, use "Bazudin". Si se encuentran nematodos en el invernadero, se recomienda que reemplazar el suelo... Es extremadamente difícil lidiar con este tipo de plaga.

Si el sistema de raíces de las plantas no está dañado y no hay plagas en el invernadero, y las hojas continúan volviéndose amarillas, esto indica la presencia de enfermedades fúngicas.

Estas enfermedades incluyen:

  • tizón tardío;
  • fusarium.

Tizón tardío

Con esta enfermedad, aparecen manchas marrones en las hojas, que posteriormente afectan a los frutos. La causa de esta enfermedad es riego inadecuado.

Hay que recordar que el riego se debe realizar desde la raíz, sin llegar a las hojas. En caso de enfermedad del tizón tardío, los arbustos deben procesarse Líquido burdeos.

En casa, puedes hacerlo tú mismo. Al preparar esta solución, es necesario observar estrictamente las proporciones. Para obtener una solución al 1%, los componentes se diluyen en la siguiente proporción:

  • agua - 10 litros;
  • sulfato de cobre - 100 gramos;
  • cal viva - 150 gramos.

Para rociar tomates por 1 metro cuadrado. El medidor necesitará 2 litros de solución.

Fusarium

Con esta enfermedad, el tomate se va pierden su elasticidad y cambian de color... La causa de esta enfermedad es:

  • herramienta infectada;
  • semillas infectadas.

Penetrando en el suelo, el hongo puede estar presente en él durante mucho tiempo, ya que la alta humedad y la alta temperatura en el invernadero son condiciones ideales para su vida.

Esta enfermedad puede manifestarse tanto en una planta adulta como en plántulas. Puede deshacerse de este problema con la ayuda de medicamentos "Previkur Energy"Y"Trichodermin».

Razones por las que las hojas se vuelven amarillas, prevención y eliminación.

  • Falta de micronutrientes.... Con este problema, es necesaria una alimentación regular.
  • Infestación de plagas... La destrucción regular de malezas, el control de plagas del suelo, el fortalecimiento de la inmunidad de las plantas, la normalización del microclima en el invernadero ayudarán a evitar este problema.
  • Enfermedades... Para prevenir enfermedades, es necesario desinfectar el invernadero, las semillas y el suelo de manera oportuna. Evite el espesamiento de las plantas y ventile regularmente el invernadero.
  • Daño de raíz... Este problema se puede evitar cultivando plántulas en contenedores separados. Trasplantar con un trozo de tierra del lugar de crecimiento anterior. Aflojando con cuidado.
  • Caídas de temperatura... Ventile con regularidad. Coloque barriles de agua en el invernadero.

Al tomar medidas preventivas para eliminar las causas del amarillamiento de las hojas, puede cosechar una buena cosecha de tomates con excelente sabor en invernadero.


Tomates: enfermedades y su tratamiento en invernadero y en el jardín.

Autor: Natalia Categoría: Plantas de jardín Publicado: 15 de febrero de 2019 Última revisión: 06 de enero de 2021

  • Enfermedades de la hoja del tomate - síntomas
    • ¿Por qué los tomates se vuelven amarillos?
    • ¿Por qué los tomates se secan?
    • ¿Por qué los tomates se pudren?
    • Manchas en hojas de tomate
    • ¿Por qué caen los tomates?
    • ¿Por qué las hojas de tomate se vuelven negras?
    • Las hojas de los tomates se marchitan
    • Las hojas de tomate se vuelven blancas
  • Enfermedades de los tomates en invernadero y su tratamiento.
    • Tomate phytophthora
    • Septoria del tomate (mancha blanca)
    • Podredumbre gris de tomates
    • Tomates podridos
    • Manchas de tomate
    • Verticilosis de tomates
    • Moho polvoriento de los tomates
    • Molde de hoja de tomate
    • Marchitez bronceada o manchada de tomates
    • Rompiendo la fruta del tomate
    • Enfermedades virales del tomate
    • Enfermedades bacterianas del tomate
  • Enfermedades de los tomates en campo abierto y la lucha contra ellos.
    • Tomate antracnosis o cabeza de cobre
    • Bacteriosis o marchitez bacteriana de los tomates.
    • Necrosis de la médula
    • Rizo cloratico de hojas de tomate
    • Cáncer bacteriano del tomate
    • La rosca de las hojas de tomate
  • Prevención de las enfermedades del tomate.
  • Variedades de tomate resistentes a enfermedades
  • Literatura
  • Comentarios (1)

Los tomates a menudo se enferman y, desafortunadamente, tienen muchas enfermedades, por lo que quienes se dedican al cultivo de este cultivo deben saber tanto como sea posible no solo sobre las enfermedades, sino también sobre cómo tratarlas.
Lo invitamos a familiarizarse con los problemas más básicos en el cultivo de este cultivo, así como con aquellas herramientas que lo ayudarán a enfrentar enfermedades y evitar que las infecciones del tomate se infecten en el jardín o en el invernadero.


Causas de las hojas de tomate amarillentas.

Sobre la marcha, puede nombrar casi una docena de razones diferentes por las que sus plantas tienen hojas amarillas. Todos ellos están asociados con un cuidado inadecuado de los cultivos.

Por lo tanto, los tomates indican que las condiciones de crecimiento creadas no son adecuadas para ellos.

Los tomates carecen de nutrición

En general, los tomates no se consideran un cultivo "glotón". Por lo general, tienen suficientes nutrientes que ya están contenidos en el suelo, así como apósitos para manchas raras.

Sin embargo, también ocurre que se produce una deficiencia de un oligoelemento en la dieta. En este caso, la planta indica un cambio en el color de la placa de la hoja.

Qué hacer

Es necesario alimentar a la planta con fertilizante que contenga las sustancias necesarias.

Amarilleo debido al suelo

A los tomates les encanta la tierra suelta y fértil. El suelo pesado causa deficiencias de micronutrientes y agota las plantas. Como resultado, las hojas se vuelven amarillas.

Qué hacer

Aderezo con fertilizante complejo. Por ejemplo, Azofoskoy o Nitrofoskoy. En primavera y otoño, agregue materia orgánica y durante la temporada de crecimiento, alimente con una solución de levadura.

Los tomates se plantan demasiado cerca

Para que los tomates crezcan bien, necesitan al menos 40 cm de espacio entre los arbustos adyacentes. Por supuesto, hay variedades de bajo crecimiento que pueden funcionar con un área más pequeña, pero en promedio, este es un valor.

Si se planta con demasiada frecuencia, las plantas vecinas carecen de suficientes nutrientes en el suelo. Además, se protegen entre sí de la luz solar. Como resultado, todos los arbustos plantados cerca comienzan a doler.

Qué hacer

En este caso, es demasiado tarde para hacer algo. Puede aconsejar, solo pellizcar los tomates, atarlos y rociarlos periódicamente con estimulantes del crecimiento. Pero todas estas son medidas a medias que no resolverán el problema.

Las plantas carecen de luz

Esta razón está relacionada con la anterior. Debido a las plantaciones más gruesas, las hojas inferiores no tienen suficiente luz y comienzan a ponerse amarillas.

Qué hacer

En este caso particular, solo pellizcar puede ayudar. Este procedimiento adelgazará un poco la "corona" del tomate. Pero, en general, intente no permitir el engrosamiento de las plantaciones de tomate, ya que esto está plagado no solo de follaje amarillo, sino también de la propagación de enfermedades fúngicas.

Riego incorrecto

La hidratación inadecuada es una de las causas más comunes de follaje amarillo. Además, esto es cierto tanto con la escasez de agua como con su exceso.

Con un riego excesivo, las hojas comienzan a ponerse amarillas y se vuelven acuosas, por así decirlo. Esto comienza el proceso de descomposición.

Qué hacer

En primer lugar, normalizar el régimen de riego. Los tomates deben regarse todos los días solo en caso de calor extremo y sequía.

En condiciones climáticas normales, la humidificación debe ocurrir cada 3-4 días. El riego debe ser abundante y realizarse estrictamente en la raíz.

Si ya ha vertido tomates, asegúrese de aflojar la tierra para proporcionar acceso de aire a las raíces y para que la tierra se seque más rápido.

Condiciones de temperatura incorrectas

Para los tomates, el clima moderadamente cálido durante el día y la noche (25 y 18 grados), respectivamente, es óptimo.

Las temperaturas crecientes y decrecientes pueden causar igualmente la decoloración de las placas de la hoja. Los cambios de temperatura son especialmente destructivos cuando el día es muy caluroso y la noche es fría.

Qué hacer

Por supuesto, es poco lo que puede hacer con respecto a la temperatura incorrecta. Especialmente si los tomates crecen en un jardín normal sin refugio.

Pero aquí también hay algunos trucos para ayudar a las plantas. Use invernaderos portátiles, cubra los arbustos con cubos viejos. Todo esto ayudará a igualar el régimen de temperatura.

Alimentación incorrecta

La alimentación inadecuada está estrechamente relacionada con las deficiencias nutricionales en la dieta del tomate. Debe aplicar los fertilizantes con prudencia, entendiendo qué elemento es responsable de qué. La adición imprudente de materia orgánica o "agua mineral" conduce a enfermedades de las plantas.

Qué hacer

Normaliza la dieta de las plantas.

Enfermedades y plagas

El ataque de insectos parásitos y la infección por hongos también pueden provocar una decoloración de las placas de las hojas.

Qué hacer

Rociar con fungicidas e insecticidas ayudará a resolver el problema.

Las plantas tienen un sistema radicular débil

El follaje amarillo puede ser un signo de un sistema radicular debilitado. Si las raíces de los tomates no absorben bien los nutrientes del suelo, esto afectará inevitablemente la parte aérea de la planta.

Las raíces pueden dañarse durante el trasplante, pueden ser roídas por plagas.

Qué hacer

Las plantas deben tratarse con una solución de estimulante de enraizamiento.

EN UNA NOTA. Pero recuerde que no ayudará si el daño es severo.


Amarilleo natural del follaje

En el caso de que una plántula grande con un sistema de raíces suficientemente desarrollado se trasplante al invernadero, debe entenderse que algunas de las raíces aún morirán. Y junto con esto, las hojas se volverán amarillas. Esto es completamente normal.

A menudo, los jardineros inexpertos se sorprenden de por qué las hojas de los tomates en el invernadero en la parte inferior del arbusto se vuelven amarillas. Este fenómeno también se considera normal. Especialmente cuando se trata de grandes arbustos de tomates adultos. Las hojas inferiores deben cortarse periódicamente, luego no se volverán amarillas. A veces, el amarilleo de las hojas inferiores se asocia con daños mecánicos menores en las raíces, pero tampoco debes preocuparte por esto.


¿Por qué las hojas de tomate se vuelven amarillas después de la siembra?

Trasplantar un tomate a un lugar permanente es quizás el momento más crucial en el cultivo de tomates.Incluso si las plántulas eran inicialmente fuertes y aparentemente sanas, en el nuevo suelo pueden deteriorarse seriamente. Las siguientes razones conducen al color amarillento del follaje después de la siembra:

  1. Mala calidad del suelo. La calidad del suelo juega un papel decisivo en la supervivencia de las plantas en un nuevo lugar. Si la tierra, o más bien su composición, no es adecuada, las plántulas no solo no echarán raíces, sino que morirán por completo. Para los tomates de invernadero, es especialmente importante preparar una mezcla para macetas equilibrada que también sea estéril. Los tomates prefieren suelos sueltos y semihúmedos, enriquecidos con materia orgánica y una porción de minerales. El pH debe ser neutro. Si el suelo no cuenta con todo lo necesario, el sistema de raíces en rápido desarrollo no tendrá dónde llevar comida, lo que afectará inmediatamente la apariencia de las plantas: el follaje se volverá amarillo y se volverá incoloro. Además, la microflora patógena a menudo se acumula en el suelo del invernadero, que invernan cómodamente en condiciones cálidas, y en la primavera comienza a multiplicarse rápidamente y capturar las plantaciones. Para evitar la aparición de insectos peligrosos, se debe desinfectar el terreno.
  2. Riego inadecuado. Durante los primeros 7-10 días, regar los tomates es extremadamente indeseable, ya que la planta está echando raíces. Si se vierten constantemente, las hojas se marchitarán y se volverán amarillas, sin vida.
  3. Daño de raíz. El error más común que conduce a la opresión de las plantas es el trasplante inadecuado, durante el cual las raíces se rompen. Para que la parte dañada vuelva a funcionar, la planta necesita hasta dos semanas.
  4. Hipotermia. Si las plántulas se plantaron temprano, entonces es posible que las heladas de retorno causen hipotermia. Las plántulas congeladas se marchitarán y se volverán amarillas. Es posible excluir tal curso de eventos cubriendo primero el lecho del jardín con material tibio o suministrando al invernadero un dispositivo de calefacción.


¿Qué hacer si las hojas superiores de un tomate se vuelven amarillas?

Si solo las hojas superiores de los tomates se vuelven amarillas y las inferiores permanecen verdes, la razón es la falta de nutrientes.

El amarilleo de las hojas superiores es un signo de deficiencia de elementos.

1. Calcio. Con una deficiencia de calcio, las hojas superiores se vuelven amarillas, las puntas de las hojas se deforman, las flores se caen y se forman manchas oscuras en la parte superior de la fruta. Si ha encalado el suelo antes de plantar, es probable que haya abonado en exceso con nitrógeno, lo que interfiere con la libre absorción de calcio. Puede corregir la situación rociando los arbustos con nitrato de calcio (20 g por cubo de agua).

2. Azufre. La "inanición" de azufre puede provocar lignificación y adelgazamiento de los tallos, enrojecimiento de las venas y amarilleo gradual de las hojas. En este caso, los tomates se rocían con una solución de sulfato de magnesio (10 g por 10 l de agua).

3. Hierro. Un síntoma de un contenido insuficiente de hierro en el suelo son las manchas amarillas en el centro de la hoja de tomate y a lo largo de la nervadura central. Para devolver a las plantas un color saludable, se rocían con una solución al 1% de sulfato ferroso o quelato de hierro. También puede enraizar el aderezo con las mismas sustancias. El color amarillento debería desaparecer en un día.

4. Manganeso. Los signos de deficiencia de manganeso son similares a los de la deficiencia de hierro. La única diferencia es que el color de las venas no es uniforme, amarillo verdoso. Para restaurar la cantidad requerida de manganeso, el tratamiento foliar se realiza con una solución al 1% de permanganato de potasio.

5. Boro. Inicialmente, con falta de boro, las hojas superiores conservan su color verde, pero se deforman en la base. Si no se resuelve el problema, las hojas se vuelven amarillas, las venas se vuelven de color marrón oscuro. Para evitar esto, los tomates se rocían con una solución de ácido bórico (10 g por 10 L de agua).


Recomendaciones

Para comprender el motivo de la aparición de color amarillento en las hojas de tomate, debe examinar cuidadosamente la apariencia de la planta. Al evaluar todas las métricas, puede determinar cuál es el problema. No te olvides de las recomendaciones básicas para el cuidado de las plántulas:

  • sigue las reglas de contenido
  • regar la planta de forma regular y correcta
  • Llevar a cabo la alimentación oportuna.

Solo si el cuidado es correcto, los tomates podrán hacer frente a la mayoría de las enfermedades por sí solos, resistir las plagas y brindarle una cosecha buena y sabrosa.

Para obtener información sobre cómo identificar y distinguir las enfermedades del tomate, vea el siguiente video.


Ver el vídeo: MILLONES de plantas de PIMIENTO en 8 días! GERMINAR pimientos del SUPERMERCADO Sembrar y plantar