Diverso

¿Por qué se agrietan las zanahorias? Consejos para prevenir el agrietamiento de las zanahorias

¿Por qué se agrietan las zanahorias? Consejos para prevenir el agrietamiento de las zanahorias


Por: Amy Grant

Las zanahorias son una verdura muy popular, tanto que es posible que desee cultivar la suya propia. Existe cierto grado de dificultad al cultivar sus propias zanahorias y los resultados pueden ser inferiores a los de las zanahorias de forma perfecta compradas en el supermercado. La densidad del suelo, los nutrientes disponibles y la humedad pueden conspirar para engendrar cultivos de zanahorias retorcidos, malformados y, a menudo, agrietados. Si observa raíces de zanahoria divididas, es posible que se pregunte cómo evitar que se agrieten los cultivos de zanahorias.

¿Por qué se rompen las zanahorias?

Si sus zanahorias se están partiendo, es probable que la enfermedad sea el resultado de preferencias ambientales inadecuadas; el agua debe ser exacta. Las raíces de zanahoria necesitan un suelo húmedo, pero no les gusta que se llenen de agua. El estrés por humedad no solo da como resultado el agrietamiento de los cultivos de zanahorias, sino que también puede causar raíces subdesarrolladas, leñosas y amargas.

El agrietamiento de las raíces se produce después de un tiempo de falta de riego y luego una avalancha repentina de humedad, como un aguacero después de un período de sequía.

Cómo prevenir el agrietamiento en las zanahorias

Junto con una humedad constante, cultivar la zanahoria perfecta, o casi perfecta, también requiere un suelo sano y con buen drenaje con un pH de 5,5 a 6,5. El suelo debe estar libre de rocas, ya que evitarán que las raíces crezcan verdaderas, retorciéndolas a medida que crecen. Estas resistentes bienales deben sembrarse a una profundidad de ¼ a ½ pulgada (.6-1.3 cm.) De profundidad en hileras espaciadas de 12 a 18 pulgadas (30-46 cm.) De distancia.

Fertilice con 2 libras (.9 kg.) De 10-10-10 por cada 100 pies cuadrados antes de plantar y aplique al lado ½ libra (.23 kg.) De 10-10-10 por cada 100 pies cuadrados según sea necesario.

El hacinamiento también puede resultar en raíces deformes. Para combatir ese problema, mezcle la semilla con tierra fina y liviana o arena y luego esparza la mezcla en la cama. Controle con atención las malezas, que pueden interferir con el crecimiento de las plántulas de zanahoria jóvenes. Agregue mantillo alrededor de las plantas de zanahoria para retrasar el crecimiento de malezas y retener la humedad.

Se requiere mucha humedad (2,5 cm (1 pulgada) de agua por semana) para ayudar a que las zanahorias crezcan rápidamente, pero para evitar que se rompan. Para que crezcan las raíces más perfiladas, las zanahorias deben tener un suelo suave, casi polvoriento, con una marga bien enriquecida y profundamente excavada.

Si sigue la información anterior, en 55-80 días, debería estar sacando zanahorias deliciosas e inmaculadas. Las zanahorias se pueden dejar en el suelo durante el invierno y solo se pueden desenterrar cuando sea necesario.

Este artículo se actualizó por última vez el


Siembra de semillas: ¿en qué me equivoqué?

Cultivar plantas a partir de semillas es increíblemente gratificante cuando todo va bien
Imagen: Shutterstock

No hay nada como la emocionante promesa contenida en un puñado de semillas, y nada más decepcionante que su fracaso para germinar. Peor aún es ver cómo emergen sus preciosas plantas de semillero, solo para ver que no prosperan o se marchitan y mueren.

Estas son algunas de las formas más comunes en las que las cosas salen mal y cómo evitarlas:


Hojas de rábano volviéndose amarillas

Cuando vea que las hojas de rábano se vuelven amarillas, podría haber una serie de enfermedades que podrían ocurrir debajo de la superficie y afectar sus cultivos.

Una de estas enfermedades se conoce como mancha foliar por Septoria, que es una enfermedad fúngica que afecta a sus plantas y cultivos. Si bien esto no es completamente fatal para sus cultivos, se propaga rápidamente y debilitará sus rábanos, impidiendo que crezcan correctamente y maduren.

Este hongo vive en las profundidades del suelo y entrará en contacto con los rábanos cuando esta bacteria se transmita por factores como el agua y el viento. A Septoria le encantan las condiciones húmedas, por lo que es importante tenerlo en cuenta.

Si lo detecta temprano, es fácilmente manejable, pero si sus hojas amarillas han comenzado a progresar, puede tomar un tiempo eliminar esta bacteria de su jardín y permitir que sus rábanos recuperen su salud y fuerza.

Otra enfermedad fúngica que podría estar causando que las hojas se pongan amarillas se llama pata negra. Esta enfermedad tiene un efecto mayor en las venas de las hojas, lo que hace que la hoja se vuelva quebradiza y débil.

Con la pata negra, el tallo de su cultivo se volverá marrón o negro y viscoso, mientras que también tendrá el mismo efecto en la raíz. Es fácil que esta enfermedad se transmita de una planta a otra, por lo que es importante tratarla y cuidarla temprano.

La solución

Cubrimos algunas de las razones más comunes por las que las hojas de rábano pueden volverse amarillas y, si bien estas enfermedades pueden no ser completamente fatales para sus cultivos, es importante tratarlas rápidamente.

Primero, querrá eliminar rápidamente las hojas infectadas de su cultivo. Recuerde lavarse las manos después de esto, ya que lo más probable es que las hojas contengan muchas bacterias y hongos.

También se recomienda que utilice un fungicida orgánico que le ayudará a eliminar estas enfermedades dañinas en sus cultivos y hojas. El Fungicida de Cobre Bonide es una opción ideal si elige seguir esta ruta en términos de eliminar sus hojas amarillas.

Este producto no solo es orgánico, sino que la cantidad de cobre en esta solución será realmente útil para prevenir la propagación de enfermedades nocivas como la septoria y las patas negras.


32 verduras que aman el clima frío

Por Erin Marissa Russell y Matt Gibson

El hecho de que el otoño esté terminando y la temporada de frío se acerque, no significa que sea hora de empacar todo su equipo de jardinería y acurrucarse en el interior con una taza de chocolate caliente. Aunque el chocolate caliente suena bastante bien, muchos jardineros empacan sus herramientas demasiado temprano y se saltan la temporada de jardinería de invierno.

Para aquellos de nosotros que disfrutamos de cultivar huertos comestibles y comer comidas de la cosecha a la mesa elaboradas con sus propios productos orgánicos recién cultivados, hay una cantidad significativa de vegetales que aman cultivar durante la estación fría. ¿Suficiente para convencer a una buena cantidad de jardineros de que no se tomen el invierno libre? Puedes apostar que lo hay. Las siguientes verduras adoran las condiciones climáticas frías:

Alcachofas (Cynara scolymus)

Aunque la mayoría de las alcachofas cultivadas en los Estados Unidos se cultivan en Sunny California, las alcachofas en realidad son bastante resistentes al frío, y con una ubicación protegida y un poco de aislamiento en forma de mantillo, las alcachofas incluso pueden sobrevivir inviernos suaves en las zonas cinco y seis. . Si se cubren bien, la mayoría de las variedades de alcachofa pueden sobrevivir a temperaturas invernales de hasta 14 grados Fahrenheit. Obtenga más información sobre el cultivo de alcachofas en nuestro artículo, Cómo cultivar alcachofas.

Rúcula (Eruca vesicaria)

Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 3 a 11 pueden cultivar rúcula, también conocida como rúcula, es una verdura de hoja verde de estación fría que se produce rápidamente cuando se cosecha de manera cortada y recortada. La rúcula prefiere el clima frío y, en realidad, es tan resistente a las heladas que puede sobrevivir a los inviernos en la mayoría de las áreas si se le suministra un marco frío. Las hojas de rúcula tienen un sabor fuerte, picante, picante y algo picante. La rúcula se puede plantar de agosto a septiembre y cosechar durante todo el invierno y la primavera. Recorte la rúcula con regularidad cuando crezca como un microverde, o espere hasta que la planta haya madurado y las hojas alcancen su tamaño y sabor completos para cosecharlo todo de una vez. Para obtener más información, puede leer nuestro artículo Cómo cultivar rúcula.

Remolacha (Beta vulgaris)

Los jardineros en las zonas de resistencia USDA 9 o más cálidas pueden plantar remolachas en cualquier momento del otoño para una cosecha de invierno. La remolacha, o remolacha, es un tubérculo popular y muy nutritivo. Las remolachas se pueden plantar en julio y cosechar durante todo el invierno. Las remolachas se pueden comer crudas, pero por lo general se sirven cocidas o en escabeche. Las remolachas son muy ricas en nitratos naturales, que es una de las principales razones por las que las remolachas son valoradas por sus numerosos beneficios para la salud. Las remolachas también son algo resistentes al frío y pueden sobrevivir a heladas ligeras entre 28 y 32 grados Fahrenheit. Para obtener más información, puede leer nuestro artículo Cómo cultivar remolachas o aprender sobre las diferentes técnicas de cultivo en ¿Puede cultivar remolachas durante todo el año? o ¿Se pueden cultivar remolachas en macetas ?. También te puede interesar el artículo ¿Puedes dejar remolachas en el suelo durante el invierno ?.

Bok Choy (Brassica rapa sub. Chinensis L.)

Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 2 a 13 pueden cultivar bok choy, o pak choy, como un cultivo bienal. El bok choy es un tipo de col china que crece en un racimo similar al hábito de crecimiento de las hojas de mostaza. El bok choy es popular en el sudeste de Asia y el sur de China, pero se puede encontrar en las tiendas de comestibles de todo el mundo. El bok choy es un cultivo de hortalizas de estación fría resistente a las heladas, por lo que seguirá creciendo durante todo el invierno si se lo permite, y disfrutará de un hábitat libre de insectos después de que el frío haya eliminado la presencia de insectos.

Brócoli (Brassica oleracea var. Italica)

El brócoli es una verdura crucífera Los jardineros deben plantar el brócoli de junio a julio en las zonas de resistencia del USDA 3 a 10. El brócoli se debe cosechar durante el otoño y las primeras semanas del invierno. El brócoli se cultiva principalmente por su cabeza floreciente, que es la verdura verde similar a un árbol que probablemente hayas comido toda tu vida. Lo que parecen hojas diminutas en los pequeños árboles de brócoli son en realidad botones florales inmaduros que aún no han florecido. Cuando se permite que el brócoli florezca, las cabezas se vuelven amarillas y los cogollos apretados comienzan a desplegarse y a abrir sus pétalos. Una vez que una planta de brócoli ha florecido, pierde su valor comercial y (muy probablemente) su atractivo culinario. Las plantas de brócoli son algo resistentes al frío y pueden sobrevivir a temperaturas entre 26 y 31 grados F.

Coles de Bruselas (Brassica oleracea var. Gemmifera)

Las coles de Bruselas son verduras de hoja verde de la familia de las coles que en realidad se asemejan a pequeñas cabezas de col. Las coles de Bruselas reciben su nombre de la ciudad de Bélgica, donde siempre han sido un elemento básico de la cocina local, apareciendo con frecuencia en los platos belgas, y

Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 2 a 9 pueden sembrar coles de Bruselas de junio a julio para una cosecha de finales de invierno a primavera. Las coles de Bruselas son un cultivo de temporada fría que prefiere temperaturas entre 60 y 65 grados F.Típicamente, es una de las últimas plantas en pie en el jardín en invierno, e incluso puede sobrevivir el invierno por completo si están bien cubiertas y provistas de condiciones ideales de crecimiento. Para obtener más información, puede leer nuestro artículo Cultivo de coles de Bruselas.

Repollo (Brassica oleracea var. Capitata)

El repollo es una verdura bienal de hoja verde que se cultiva por sus cogollos de hojas densas. Las plantas de repollo son relativamente resistentes al frío y pueden sobrevivir a heladas prolongadas en temperaturas entre 26 y 31 grados F, aunque el frío puede quemar las hojas exteriores de la cabeza del repollo. El repollo puede incluso sobrevivir a temperaturas extremadamente frías entre 20 y 14 grados F, aunque solo por breves períodos de tiempo.

Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 1 a 9 pueden plantar repollo de junio a julio para una cosecha de finales de otoño e invierno.

Para obtener más información, puede leer nuestro artículo Cómo cultivar repollo: una introducción.

Zanahorias (Daucus carota subsp. Sativus)

Las zanahorias son típicamente un vegetal de raíz naranja, aunque hay algunos cultivares disponibles que producen zanahorias moradas, rojas, blancas, amarillas y negras. Repletas de fibra y antioxidantes que atacan a los radicales libres, las zanahorias son un complemento saludable para cualquier dieta y tienen un sabor excepcional cuando se cosechan recién en su propio jardín. Las plantas de zanahoria son resistentes a temperaturas tan bajas como 18 grados F, pero las raíces de zanahoria pueden soportar temperaturas aún más frías, especialmente cuando se les proporciona un marco frío o una capa pesada de mantillo aislante. Los jardineros en las Zonas de Resistencia del USDA 3 a 10 pueden sembrar zanahorias en septiembre para cosecharlas durante todo el invierno y la primavera.

Para obtener más información, puede leer nuestro artículo Cómo cultivar zanahorias con éxito en su jardín. También puede leer sobre técnicas de cultivo alternativas en los artículos Cultivar zanahorias en contenedores, ¿Puede cultivar una zanahoria a partir de una zanahoria? O ¿Puede cultivar zanahorias en un cubo?

Coliflor (Brassica oleracea var. Botrytis)

La coliflor es una verdura anual que normalmente se cultiva a partir de semillas en huertos. Por lo general, solo se consumen las cabezas tiernas y llenas de nutrientes. Considerada un superalimento debido a su composición rica en nutrientes, la coliflor es especialmente rica en fibra, antioxidantes y vitaminas A, B y C.Aunque la coliflor prefiere el clima fresco al clima cálido, la coliflor no es lo que usted consideraría una verdura de invierno. Técnicamente, la coliflor puede sobrevivir a temperaturas tan bajas como 26 grados sufriendo solo daños foliares menores en el proceso, la exposición prolongada a temperaturas frías matará las plantas con bastante rapidez. Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 2 a 11 pueden cultivar coliflor como una planta anual. Plante la coliflor alrededor de junio para cosechar durante todo el otoño.

Puede obtener más información en nuestro artículo Cómo cultivar coliflor.

Apio (Apium graveolens)

El apio ha sido cultivado por los seres humanos desde la antigüedad por sus verduras de hoja verde y sus tallos fibrosos. El alto contenido de fibra del apio es especialmente bueno para su sistema digestivo y también puede ayudar a mejorar la salud cardiovascular. Si no eres fanático del sabor del apio pero necesitas forzarte a comerlo de todos modos, debido a su valor dietético y su contenido de fibra / nutrientes, intenta llenar los centros en forma de zanja de sus tallos con mantequilla de maní o queso crema. para ayudar a mejorar el sabor. Las plantas de apio son algo resistentes al frío y pueden soportar heladas ligeras con temperaturas entre 28 y 32 grados F, pero no sobrevivirán a una exposición prolongada al clima invernal, excepto en regiones especialmente moderadas. Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 2 a 10 pueden plantar apio en primavera o verano para cosechar de verano a otoño. Puede obtener más información en nuestro artículo Cómo cultivar plantas de apio.

Cebollín (Allium schoenoprasum)

Al igual que las cebollas verdes o cebolletas, las cebolletas son un pariente de la cebolla que puede sobrevivir a los inviernos en áreas de clima templado. Los jardineros de las Zonas 3 a 11 pueden cultivar cebolletas en sus jardines de hierbas. En áreas con inviernos suaves, la planta es de hoja perenne, pero donde los inviernos se vuelven fríos, las cebolletas mueren y luego pasan el invierno en letargo. Las cebolletas no se deben picar como otros tipos de cebollas, sino con tijeras. Por lo general, se usan como hierba en lugar de verdura, pero son excelentes para jardines comestibles de temporada tardía en regiones de clima moderado. Puede obtener más información en nuestro artículo Cómo cultivar cebolletas.

Cilantro (Coriandrum sativum)

El cilantro o cilantro es una sabrosa hierba anual con un perfil de sabor cítrico brillante. Sus tallos y hojas generalmente se agregan a las recetas para agregar una explosión de sabor fresco, aunque toda la planta es comestible, incluso las raíces. Los jardineros en las Zonas de Resistencia del USDA 3 a 8 pueden plantar cilantro en la primavera para cosechar hasta el otoño, mientras que en las Zonas 9 a 11 se siembra en otoño o invierno. El cilantro es un cultivo de clima frío que puede sobrevivir a temperaturas tan bajas como 10 grados F. Puede obtener más información en nuestro artículo Cultiva tu propio cilantro.

Verdes de berza (Brassica oleracea var. Viridis)

Las hojas de berza son las hojas macizas, duras y de color verde oscuro que son una parte básica de la cocina sureña. Por lo general, salteadas o hervidas con jamón o tocino para dar sabor, las hojas de berza no solo son un sabroso manjar sureño, sino un superalimento rico en nutrientes con alto contenido de vitaminas A, B6, C y K, así como hierro, magnesio, tiamina, niacina, ácido pantoténico y colina. Las coles son la planta más tolerante al frío en la familia de las coles, y se sabe que resisten temperaturas tan bajas como 5 grados F.La exposición al clima frío en realidad mejora el sabor y aumenta la dulzura de las hojas verdes de la col. Los jardineros en las Zonas de Resistencia USDA 8 a 10 pueden cultivar coles con éxito, aunque hay ciertas variedades que se adaptan mejor al clima hasta la Zona 6. Plante col de julio a agosto y coseche sus hojas grandes durante el invierno y la primavera.

Puede obtener más información en nuestro artículo Cómo cultivar col berza.

Endibia (Cichorium endivia)

La endivia, al igual que la Radicchio, es un tipo de achicoria que se cultiva por sus verduras de hoja verde, que son sabrosas, terrosas y ligeramente amargas. La endibia, como todos los tipos de achicoria, tiene una textura fresca y crujiente y un sabor a nuez, ligeramente amargo y ligeramente dulce. La endibia se puede servir cruda o cocida y tiene un alto contenido de fibras complejas que promueven la regularidad y la salud digestiva. Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 6 a 11 pueden cultivar endivias tanto en la primavera como en el otoño. La endivia puede soportar temperaturas entre 26 y 32 grados durante períodos cortos y generalmente puede sobrevivir a la cruz en áreas con clima invernal moderado. Puede obtener más información sobre la endivia en el perfil del Instituto de Soluciones de Jardinería de la Universidad de Florida de Ciencias Agrícolas y Alimentarias.

Habas (Vicia faba)

Las habas no toleran simplemente el clima frío. De hecho, requieren entre dos y medio y tres meses de clima frío para desarrollarse adecuadamente. Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 2 a 11 pueden sembrar habas de septiembre a octubre para las cosechas de finales de invierno a primavera. Incluso pueden prosperar en el clima fresco y húmedo que significa un desastre para muchas verduras. Solo asegúrese de estar atento a los pulgones, a los que son susceptibles las habas. También puede estimular el crecimiento de sus habas inoculando las semillas con un inoculante de bacterias de rizobio. Puede comprar un inoculante específico para habas o simplemente obtener un inoculante de leguminosas para todo uso. Puede obtener más información en nuestro artículo Cómo cultivar frijoles arbustivos y frijoles trepadores.

Hinojo (Foeniculum vulgare)

El hinojo es una planta de jardín engañosa pero beneficiosa. Sus raíces emiten una sustancia que es perjudicial para muchas de las plantas junto a las que se podría colocar el hinojo en un huerto si el jardinero no supiera de su efecto nocivo en los vecinos. El hinojo también debe mantenerse alejado del eneldo, ya que las dos plantas pueden polinizar de forma cruzada, lo que es perjudicial para el sabor de ambas plantas. Aunque no debe cultivar hinojo demasiado cerca de sus otras verduras, tampoco lo aleje demasiado. Las plantas de hinojo atraen insectos beneficiosos como polinizadores y depredadores de especies de plagas al jardín mientras repelen pulgones y pulgas. Para ciertas plagas del huerto, el hinojo también sirve como planta trampa. Eso significa que los insectos plaga prefieren el hinojo a sus opciones alternativas en el huerto, por lo que plantar hinojo cerca de cultivos vulnerables dará como resultado que los insectos se agrupen en la planta de hinojo, dejando intactas las verduras que desea defender. Los jardineros en las Zonas de Resistencia del USDA 2 a 5 pueden cultivar hinojo como una bienal, o aquellos en las Zonas 6 a 10 pueden cultivarlo como una anual. Puede obtener más información en nuestro artículo Cómo cultivar hinojo.

Col rizada (Brassica oleracea var. Sabellica)

La col rizada es un pariente de la col conocido por sus hojas muy nutritivas y muy enrolladas y su sabor ligeramente amargo, terroso y cítrico. Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 7 a 9 pueden cultivar col rizada durante el invierno si el clima se mantiene lo suficientemente templado y se les proporciona mucha agua. También se puede cultivar como anual en las zonas 2 a 9. La col rizada debe plantarse de junio a julio y cosecharse durante todo el invierno y la primavera. La col rizada no solo puede sobrevivir a temperaturas tan bajas como 10 grados F, sino que su dulzura aumenta con la exposición al frío. Obtenga más información en nuestro artículo Cómo cultivar col rizada: incluidas tres formas favoritas de preparar la col rizada.

Colinabo (Grupo Brassica oleracea Gongylodes)

Si aún no ha probado el colinabo, permítanos presentarle a este miembro de la familia Brassica, un primo del repollo y sus muchos parientes. El colinabo se describe como algo parecido a un rábano cruzado con un pepino, con un ligero dulzor y la textura jugosa y crujiente de la mayoría de los tubérculos cuando están crudos. También se puede servir cocido, y puede sustituir el brócoli o el repollo por colinabo en casi cualquier receta. Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 6 a 11 pueden plantar colinabo dos veces al año, en primavera y otoño. Plante colinabo de julio a agosto y coseche durante el invierno y la primavera.

Puede encontrar más información en nuestro artículo Cómo cultivar colinabo (Brassica oleracea).

Puerros (Allium porrum / Allium ampeloprasum var. Porrum)

Los jardineros en las Zonas de Resistencia del USDA 8 a 11 pueden cultivar puerros plantando en pleno verano para una cosecha de enero, y aquellos que cultivan un huerto en las Zonas 8 a 9a también pueden plantar una cosecha temprana de 12 a 14 semanas después de la última helada de primavera. Aunque muchos jardineros o chefs caseros no tienen experiencia con los puerros, son un allium deliciosamente suave que se parece a una enorme cebolla verde. El puerro a menudo se combina con papas, a veces con queso (como en la clásica sopa de puerros y papas).

Algunas variedades de puerros se desempeñan mejor en climas fríos que otras, así que asegúrese de leer sobre las variedades que está considerando antes de tomar una decisión. Es decir, los puerros azul verdosos de final de temporada, como American Flag, Bandit, Giant Musselburgh, Jolant y Tadorna se desempeñan mejor en invierno, mientras que los puerros de principios de temporada tienden a no ser resistentes al invierno en ningún lugar más frío que la Zona 8. Al igual que con las berzas, los puerros saben mejor cuando han pasado por una o dos heladas en el jardín. Puede encontrar más información en nuestro artículo Cómo cultivar puerros (Allium ampeloprasum var. Porrum).

Lechuga (Lactuca sativa)

La lechuga se cultiva tradicionalmente en la primavera o principios del verano, pero puede funcionar bastante bien en climas más fríos porque su verdadera sensibilidad es al calor. Si cultiva lechuga durante las estaciones más frías, no tendrá que preocuparse de que la lechuga se desprenda y se vuelva amarga, y será mucho más fácil mantener las plantas hidratadas que durante el sofocante verano, cuando las plantas tienen mucha sed y el agua se evapora. tan rápido en el sol. Los jardineros en las zonas de cultivo 6 a 11 del USDA pueden cultivar lechuga, y todos los jardineros pueden plantarla como un cultivo de primavera, mientras que aquellos en regiones con clima templado y templado pueden cultivarla durante todo el año. Plante lechuga de agosto a septiembre y córtela y vuelva a empezar durante el otoño y el invierno.

Mizuna (Brassica rapa var. Niposinica)

Mizuna es un verde asiático con un sabor que se acerca más a la acelga cuando las hojas se cosechan al tamaño de un bebé. Es posible que ya haya probado mizuna en una bolsa de verduras para ensalada al estilo asiático. Los jardineros en las zonas de resistencia 4 a 9 del USDA pueden cultivar mizuna como cultivo de primavera o otoño. Esta brassica es de crecimiento especialmente rápido y se puede servir cruda o cocida suavemente. Cocine al vapor o saltee la mizuna ligeramente, como lo haría con las espinacas, o agréguela a sopas y salsas cerca del final del tiempo de cocción para que las delicadas verduras no se cocinen demasiado. Obtenga más información sobre mizuna en Specialty Produce.

Hojas de mostaza (Brassica juncea)

Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 6 a 11 pueden cultivar hojas de mostaza solo en la primavera, pero aquellos que cultivan un huerto en las zonas 8 a 11 también pueden cultivar mostaza en los meses más fríos del otoño. Estas verduras se pueden sustituir en recetas por casi cualquier otra verde de hoja, como col rizada, berza, hojas de remolacha, acelgas o hojas de nabo. Desempeñan un papel especialmente importante en la cocina tradicional del sur, donde su toque picante y un ligero amargor se combina con salsas avinagradas (y, a menudo, goteos de tocino) como un plato estofado que acompaña a pescado frito, barbacoa, chuletas de cerdo y más comida para el alma. platos. Obtenga más información en nuestro artículo, Cómo cultivar hojas de mostaza.

Cebollas, Amontonar (Allium fistulosum)

Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 3 a 9 pueden plantar cebollas en primavera para cosechar a partir de la primavera como cebollas verdes y continuar durante el verano cuando las cebollas maduren. Pero es menos común cultivar cebollas en invierno, aunque es posible. Comience con las cebollas en racimo, que es un término que técnicamente se refiere a Allium fistulosum y no a Allium cepa (cebollas de bulbo / cebollas de jardín), Allium ampeloprasum (cebollas de perla) o cebolletas, cebollas verdes o cebolletas. Sin embargo, las cebollas en racimo también pueden recibir otros nombres comunes, como cebollas de papa o cebollas molidas. Las cebollas en racimo tienen un sabor un poco más suave que otras variedades de cebolla y crecen en racimos que se multiplican.

Plante cebollas en racimo de octubre a diciembre, o de dos a tres semanas antes de la primera helada fuerte prevista de la temporada en su región. Se pueden plantar en macetas o sembrar directamente. Solo asegúrese de que reciban pleno sol, mucha agua y, si es posible, una capa de mantillo, que es especialmente útil en lugares más fríos. Las cebollas comenzarán a estar listas para cosechar en unos tres meses, y puede seguir cosechándolas durante la temporada de frío. Obtenga más información en nuestro artículo, Cómo cultivar cebollas.

Chícharos (Pisum sativum)

Todo lo relacionado con los guisantes sugiere la primavera: su color verde, su tamaño diminuto y su delicada dulzura combinados con una textura fresca y crujiente. Sin embargo, estas pequeñas legumbres no son solo un cultivo de clima cálido. Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 2 a 9 pueden plantar guisantes a principios de la primavera para cosechar en la misma temporada, y en regiones cálidas también se pueden cultivar como cultivo de otoño o invierno. Eso significa que puede tener guisantes frescos listos para animar el plato prácticamente todo el año. Obtenga más información en nuestro artículo, Cómo cultivar Pease.

Papas (Solanum tuberosum)

Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 3 a 10b pueden comenzar a cultivar papas a principios de la primavera para una cosecha de otoño. Lo que muchos jardineros no se dan cuenta es que también puedes plantar papas alrededor del Año Nuevo para una cosecha de primavera. Además de ser versátil cuando se trata de la época del año en la que debe plantarlas, hay una gran variedad de formas de cultivar papas, por lo que seguramente podrá encontrar una configuración que funcione para usted. Puede cultivar papas en el jardín al aire libre en colinas o montículos, por supuesto, pero también puede cultivarlas en contenedores, bolsas de papa (o bolsas de basura de plástico) e incluso en torres de papa. Muchas de las técnicas menos tradicionales para cultivar patatas también ahorran espacio. Obtenga más información en nuestro artículo, Cultivo de papas en el huerto.

Radicchio (Cichorium intybus var. Foliosum)

El radicchio prospera mejor en climas templados o frescos, por lo que, a diferencia de la mayoría de las verduras que cobran vida en el verano, el radicchio está en su mejor momento en primavera, otoño o invierno. Radicchio es una ensalada verde púrpura deslumbrante con venas blancas en sus hojas que se asemeja a la col roja pero tiene una textura más delicada. Probablemente te hayas encontrado con achicoria en una bolsa de lechugas mixtas de primavera. Dependiendo de su zona de resistencia del USDA, plantará achicoria en primavera, verano u otoño, y estará lista para la cosecha de 125 a 130 días después. Obtenga más información sobre Radicchio y obtenga algunas recetas interesantes de achicoria en el sitio de Martha Stewart.

Rábanos (Raphanus sativus)

Los rábanos son algunas de las verduras más fáciles de cultivar, y no es necesario que limite la siembra de rábanos al clima templado de la primavera o al calor del verano. Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 2 a 10 pueden plantar rábanos en primavera de cuatro a seis semanas antes de la última helada pronosticada en su área y seguir plantándolos cada 10 a 12 días para una cosecha continua desde finales de la primavera hasta principios del verano.

Pero para los rábanos de la estación fría, plántelos entre principios de noviembre y mediados de noviembre en un recipiente lleno con mitad de abono bien podrido y mitad de tierra para macetas, luego busque un lugar protegido para que crezcan. Sin embargo, si las temperaturas bajan cerca del punto de congelación, deberá llevar el recipiente al interior hasta que las cosas se calienten o cubrir los rábanos con una carpa hecha de una lámina de plástico transparente. También puede cubrir grupos de tres a cinco plántulas con una campana hecha en casa hecha con una jarra de leche de un galón con la parte inferior cortada para que pueda cultivarlas en el invierno. Obtenga más información en nuestro artículo, Cómo cultivar rábanos.

Rutabagas (Brassica napus)

La rutabaga es una de esas verduras que tiende a pasar desapercibida, olvidada tanto en la tienda como en la planificación de un huerto. Sin embargo, no se haga el flaco favor de pasar por alto el colinabo como una opción para su jardín de clima frío. Este cruce entre un nabo y un repollo se puede usar tanto como los nabos como junto con ellos, ya que tiene una textura y un sabor similares, aunque el colinabo tiene un elemento dulce en su sabor del que carecen los nabos. Los jardineros en las zonas de resistencia del USDA 3 a 9 pueden plantar colinabos desde principios del verano hasta mediados del verano para una cosecha de otoño e invierno. Obtenga más información en nuestro artículo Cómo cultivar rutabagas.

Chalotes (Allium cepa o Allium oschaninii)

Si nunca antes ha cocinado con chalotes, le espera un verdadero placer. Este miembro de la familia allium sabe casi como un cruce entre cebollas y ajo. Además, su tamaño (aproximadamente el de una cebolla tierna grande) es perfecto para agregar la cantidad perfecta de patada salada a aderezos para ensaladas, adobos de carne, verduras asadas, ensalada de pasta y muchos más platos.

Los jardineros en las zonas de resistencia 4 a 10 del USDA pueden plantar chalotes al comienzo del otoño para cosechar cuando comienza el invierno, o puede comenzar con conjuntos de chalotes y plantarlos dos semanas antes de la última helada pronosticada en su región en primavera para cosechar en verano. Obtenga más información en nuestro artículo, Cómo cultivar chalotes en el jardín de su casa.

Espinacas (Spinacia oleracea)

La espinaca es un favorito de la primavera en el jardín, pero aquellos que están familiarizados con su cultivo temprano en la temporada pueden no saber que los jardineros en las Zonas de Resistencia del USDA 2 a 9 pueden plantar espinacas entre julio y agosto para cosechar durante todo el otoño y durante el verano. primeras semanas de invierno. Intente colocar plantas de espinaca entre flores u otras verduras para una configuración atractiva y que ahorre espacio. Obtenga más información en nuestros artículos, Cómo cultivar espinacas y Cómo cultivar espinacas en un recipiente.

Acelga (Beta vulgaris)

La acelga suiza aún no ha alcanzado la popularidad de la col rizada en el mundo de las verduras de hoja verde, pero tiene algunas ventajas sobre el verde de moda. Las hojas de la acelga son más tiernas que la col rizada, la acelga y similares, y algunas variedades también tienen tallos de colores brillantes, lo que hace que la tarjeta suiza sea dramática y vibrante en el plato. Los jardineros en las zonas de resistencia USDA 6 a 11 pueden plantar acelgas en primavera para una cosecha de verano o a principios de agosto para una cosecha de otoño. Obtenga más información en nuestro artículo, Cómo cultivar acelgas.

Nabos (Brassica rapa)

Los nabos son, para muchas personas, una verdura desconocida. Ese hecho es una verdadera lástima, ya que estos tubérculos son tan versátiles y reconfortantes como las patatas pero con un poco del mordisco de un rábano. Pruébelos triturados solos o mezclados con puré de papas, cortados en cubitos y asados ​​con aceite de oliva y hierbas frescas, escondidos debajo de un asado dominical o pollo asado, o en cubos en un acogedor guiso de verduras de invierno. Los jardineros en las Zonas de Resistencia del USDA 4 a 9 pueden plantar nabos de julio a agosto y cosechar durante todo el invierno y la primavera.

Obtenga más información en nuestro artículo, Cómo cultivar nabos.

Obviamente, no hay razón para dejar su huerto al descubierto en los meses más fríos. Del mismo modo, no es necesario que su familia pase el largo y frío invierno sin agregar productos caseros frescos y deliciosos a sus comidas. Whether you have just a little bit of space or acres upon acres, pick a few of your cold-weather favorites from this list and start planning your winter garden today.


Split Carrot Root - Reasons Why Carrots Are Cracking - garden

Gardening can be a very rewarding experience. After all, there’s nothing quite like harvesting fresh, juicy veggiesВ from your very own garden patch after weeks of hard work. But many vegetable gardeners don’t stop at one patch. Seasoned gardenersВ with thriving veggieВ pots andВ planters grow all sorts of staples, like spinach, lettuce, peas and carrots. Carrots, in particular, are arguably one of the most popular veggies found in almost every home garden, and for good reason. Carrots can grow in any climate andВ can even tolerate a bit of shade. Plus, carrots hardly require daily pruning and watering – perfect for beginners.

But these little root veggies aren’t garden staples forВ these reasons alone.В Carrots are packed with amazing health benefits (besides improving your eyesight). Here are some of them:

Boost the immune system

Carrots are a rich source of vitamin C, which the body cannot produce on its own. Luckily, you can get vitamin C from many fruits and vegetables, including oranges, lemons, broccoli and carrots.

Vitamin C is an especially powerful antioxidant that helps strengthen the body’s natural defenses. As an antioxidant, vitamin C also helps prevent inflammation, which is why adequate intake of vitamin C can help lower your risk of cardiovascular disease.

Nourish the skin

Did you know that the carrot is named after its color? Beta-carotene is the name of the red-orange pigment that givesВ the carrot its rich, colorful skin. This pigment can do wonders for your own skin as well.

Beta-carotene is also an antioxidant that the body converts into vitamin A. Not only does vitamin A help preserve your eyesight, it also promotes firm and healthy skin. If you suffer from dry, wrinkly skin, consider including carrots in your diet. You can also try drinking carrot juice regularly to keep your skin hydrated,В which can prevent acne and reduce the appearance of blemishes.

Moreover, the vitamin A in carrots helps protect the skin from the sun’s harmful ultraviolet (UV) rays. Many synthetic sunscreens areВ formulated with chemicals that can cause rashes, burns and other side effects. Luckily, you can protect your skin from the inside byВ including skin-nourishing foods like carrots in your diet.

But be careful not to go overboard with eating carrots. Too much beta-carotene can temporarily turn your skin orange!

Promote gut health

Carrots are naturally rich in dietary fiber, which helps keep your digestive system healthy.В A healthy gut can aid in weight loss attempts and keep your metabolism in check. Plus, you are less likely to experience constipation, diarrhea and other gut problems whenВ there is an adequate amount of fiber in your system. Pectin, the soluble fiber in carrots, also helps lower cholesterol levelsВ by impairing the absorption of cholesterol in your digestive tract.

Lower blood pressure

Beta-carotene isn’t just good for your skin, it can also help lower blood pressure, along with potassium.

High blood pressure may be a symptom of an underlying disease or a risk factor of a serious illness. For instance, high blood pressure may be a symptom of diabetes or heart disease, which increases your risk of metabolic syndrome. Luckily, the beta-carotene and potassium found in carrotsВ have been shown to be effective in reducing high blood pressure by relaxing blood vessels and regulating heart and kidney functions.

Improve oral health

Maintaining healthy gums and teeth isn’t just about ditching junk foodВ and artificially sweetened drinks. The foods you eat also play a part in oral health.

Carrots are rich in keratin, which is a strong insoluble protein found in the hair, skin, nails and tooth enamel. Keratin works hand in hand with vitamin C to fortify the teeth and prevent cavities. In fact, munching on a raw carrot can help dislodge plaqueВ around the gums.

Carrots are sweet, crunchy vegetables you can incorporate into all sorts of recipes. They are a rich source of essential vitamins, which help fortify the body to prevent diseases. Start growing carrots now to enjoy the numerous health benefits that carrots have to offer.


Angiosperm

Our editors will review what you’ve submitted and determine whether to revise the article.

Angiosperm, any of about 300,000 species of flowering plants, the largest and most diverse group within the kingdom Plantae. Angiosperms represent approximately 80 percent of all the known green plants now living. The angiosperms are vascular seed plants in which the ovule (egg) is fertilized and develops into a seed in an enclosed hollow ovary. The ovary itself is usually enclosed in a flower, that part of the angiospermous plant that contains the male or female reproductive organs or both. Fruits are derived from the maturing floral organs of the angiospermous plant and are therefore characteristic of angiosperms. By contrast, in gymnosperms (e.g., conifers and cycads), the other large group of vascular seed plants, the seeds do not develop enclosed within an ovary but are usually borne exposed on the surfaces of reproductive structures, such as cones.

What are angiosperms?

Angiosperms are plants that produce flowers and bear their seeds in fruits. They are the largest and most diverse group within the kingdom Plantae, with about 300,000 species. Angiosperms represent approximately 80 percent of all known living green plants. Examples range from the common dandelion and grasses to the ancient magnolias and highly evolved orchids. Angiosperms also comprise the vast majority of all plant foods we eat, including grains, beans, fruits, vegetables, and most nuts.

How are angiosperms different than gymnosperms?

The key difference between angiosperms and gymnosperms is how their seeds are developed. The seeds of angiosperms develop in the ovaries of flowers and are surrounded by a protective fruit. Gymnosperm seeds are usually formed in unisexual cones, known as strobili, and the plants lack fruits and flowers. Additionally, all but the most ancient angiosperms contain conducting tissues known as vessels, while gymnosperms (with the exception of Gnetum) do not. Angiosperms have greater diversity in their growth habits and ecological roles than gymnosperms.

How are angiosperms and gymnosperms similar?

As vascular plants, both groups contain xylem and phloem. With the exception of a very few species of angiosperms (e.g., obligate parasites and mycoheterotrophs), both groups rely on photosynthesis for energy. Angiosperms and gymnosperms both utilize seeds as the primary means of reproduction, and both use pollen to facilitate fertilization. Gymnosperms and angiosperms have a life cycle that involves the alternation of generations, and both have a reduced gametophyte stage.

Unlike such nonvascular plants as the bryophytes, in which all cells in the plant body participate in every function necessary to support, nourish, and extend the plant body (e.g., nutrition, photosynthesis, and cell division), angiosperms have evolved specialized cells and tissues that carry out these functions and have further evolved specialized vascular tissues (xylem and phloem) that translocate the water and nutrients to all areas of the plant body. The specialization of the plant body, which has evolved as an adaptation to a principally terrestrial habitat, includes extensive root systems that anchor the plant and absorb water and minerals from the soil a stem that supports the growing plant body and leaves, which are the principal sites of photosynthesis for most angiospermous plants. Another significant evolutionary advancement over the nonvascular and the more primitive vascular plants is the presence of localized regions for plant growth, called meristems and cambia, which extend the length and width of the plant body, respectively. Except under certain conditions, these regions are the only areas in which mitotic cell division takes place in the plant body, although cell differentiation continues to occur over the life of the plant.

The angiosperms dominate Earth’s surface and vegetation in more environments, particularly terrestrial habitats, than any other group of plants. As a result, angiosperms are the most important ultimate source of food for birds and mammals, including humans. In addition, the flowering plants are the most economically important group of green plants, serving as a source of pharmaceuticals, fibre products, timber, ornamentals, and other commercial products.

Although the taxonomy of the angiosperms is still incompletely known, the latest classification system incorporates a large body of comparative data derived from studies of DNA sequences. It is known as the Angiosperm Phylogeny Group IV (APG IV) botanical classification system. The angiosperms came to be considered a group at the division level (comparable to the phylum level in animal classification systems) called Anthophyta, though the APG system recognizes only informal groups above the level of order.

Throughout this article the orders or families are given, usually parenthetically, following the vernacular or scientific name of a plant. Following taxonomic conventions, genera and species are italicized. The higher taxa are readily identified by their suffixes: families end in -aceae and orders in -ales.

For a comparison of angiosperms with the other major groups of plants, ver plant, bryophyte, fern, lower vascular plant, and gymnosperm.


Conclusión

Now you know why your garden soil is cracking, and how to treat the problem. You also know what steps to take each year to prevent the problem or reduce its severity.

I hope you found this article helpful – if so, please share it with someone who will find the information useful. Best of luck with restoring your soil to a crack-free condition!

Hi, I'm Jon. Let's solve your gardening problems, spend more time growing, and get the best harvest every year!

Mensajes recientes

If want to grow carrots this year, it helps to know how long they take to germinate (sprout). That way, you can plan ahead for when to start them in the garden. So, how long do carrot seeds.

Hilling potatoes adds a lot of work to the process of growing. There are some benefits to hilling, but they need to justify the extra effort that is involved. So, do you need to hill.


Ver el vídeo: Zanahoria: Siembra Crecimiento y Cuidado Parte 1