Información

Cremnophila linguifolia

Cremnophila linguifolia


Nombre científico

Cremnophila linguifolia (Lemaire) Moran

Sinónimos

Echeveria linguifolia, Anacampseros linguifolia, Cotyledon linguaefolia, Cotyledon linguifolia, Pachyphytum lingua

Clasificación cientifica

Familia: Crasuláceas
Género: Cremnophila

Descripción

Cremnophila linguifolia es una suculenta glabra, perenne, con raíces fibrosas, tallos colgantes de acantilados y pocas ramas. Las rosetas tienen de 15 a 25 hojas y hasta 7 pulgadas (17,5 cm) de diámetro. Las hojas son verdes y no glaucas, de hasta 9 cm (3,6 pulgadas) de largo, hasta 5,5 cm (2,2 pulgadas) de ancho y con márgenes redondeados. Las inflorescencias son particularmente largas y horizontales o colgantes. Las flores son blancas o verdosas.

Robustez

Zonas de resistencia del USDA 10a a 11b: de 30 ° F (−1.1 ° C) a 50 ° F (+10 ° C).

Cómo crecer y cuidar

La mayoría de los comunes Echeveria Las especies no son suculentas complicadas de cultivar, siempre que sigas algunas reglas básicas. Primero, tenga cuidado de nunca dejar que el agua se asiente en la roseta, ya que puede causar pudrición o enfermedades fúngicas que matarán la planta. Además, retire las hojas muertas del fondo de la planta a medida que crece. Estas hojas muertas proporcionan un refugio para las plagas y Echeveria son susceptibles a las cochinillas. Al igual que con todas las suculentas, los hábitos de riego cuidadosos y mucha luz ayudarán a garantizar el éxito.

La mayoría Echeveria se puede propagar fácilmente a partir de esquejes de hojas, aunque algunos son mejores a partir de semillas o esquejes de tallo. Para propagar un corte de hoja, coloque la hoja individual en una mezcla de suculentas o cactus y cubra el plato hasta que brote la nueva planta.

Trasplante según sea necesario, preferiblemente durante la temporada cálida. Para trasplantar una suculenta, asegúrese de que la tierra esté seca antes de trasplantar, luego retire suavemente la maceta. Quite la tierra vieja de las raíces, asegurándose de eliminar cualquier raíz podrida o muerta en el proceso. Trate cualquier corte con un fungicida ... - Vea más en: Cómo cultivar y cuidar Echeveria

Origen

Cremnophila linguifolia es originaria de México.

Híbridos

  • X Cremneria 'Chubbs'
  • X Cremneria 'Expatriata'
  • X Cremneria 'Mutabilis'

Enlaces

  • Volver al género Cremnophila
  • Succulentopedia: busque suculentas por nombre científico, nombre común, género, familia, zona de resistencia del USDA, origen o cactus por género

Galería de fotos


Suscríbase ahora y manténgase al día con nuestras últimas noticias y actualizaciones.





DISCUSIÓN

Varios estudios han demostrado que se logra una mayor resolución y apoyo para las estimaciones filogenéticas aumentando los caracteres y / o la representación de taxones (Graybeal, 1998 Hillis, 1998 Soltis et al., 1998 Bremer et al., 1999). Nuestro estudio confirma la importancia de agregar caracteres, porque las relaciones entre las especies de Graptopetalum y los géneros afines se resuelven mejor cuando las cuatro regiones de ADN secuenciadas se analizan juntas. Nuestros resultados también corroboran los resultados de estudios previos (Baldwin y Markos, 1998 Clevinger y Panero, 2000 Beardsley y Olmstead, 2002 Andreasen y Baldwin, 2003) al confirmar que la región ETS es una excelente opción para estudios a nivel interespecífico porque tiene un mayor número de sitios informativos de parsimonia que el ITS u otras secuencias.

Este estudio también es el primero en emplear rpl16 datos de secuencia para Crassulaceae. La presencia de una gran deleción en esta región génica (datos faltantes iguales al intrón completo) puede haber tenido un efecto negativo en el análisis, pero está presente en taxones que parecen pertenecer a diferentes subclades según el SU, ETS, y árboles combinados. Parece ser un personaje homoplasico. De hecho, la pérdida del intrón ni siquiera se observó para especies del mismo género estrechamente relacionadas (por ejemplo, Cremnophila nutans le falta el intrón, pero su especie hermana, C. ligulifolia, no es). Esta gran deleción se encontró en ocho especies de Graptopetalum pertenecientes a diferentes subclades. En un análisis preliminar, codificamos esta eliminación y otras lagunas como caracteres separados, como sugirieron Simmons y Ochoterena (2000). Sin embargo, esta estrategia no tuvo ningún efecto en la topología general del árbol.

A pesar de utilizar la combinación de cuatro conjuntos de datos, el número de caracteres informativos de parsimonia aún no era suficiente para resolver todas las relaciones entre los taxones estudiados, y solo unos pocos subclades recibieron apoyo de bootstrap (> 50%). Mort y col. (2001) sugirió dos posibles razones para encontrar tantas politomías sin resolver en su estudio filogenético de la “Acre clade ”de Crassulaceae. Su análisis cladístico utilizó el cloroplasto matK gen, y mencionaron la posibilidad de que la hibridación intergenérica podría generar un intercambio frecuente de cloroplasto entre taxones, lo que afectaría gravemente a las filogenias de los cloroplastos. Dos de las regiones genéticas de nuestro estudio, rpl16 y trnL-F, son del genoma del cloroplasto. Además, se ha informado un número variable de cromosomas para 11 Graptopetalum especies, que van desde norte = 30 a 270 (Uhl, 1970). Esta gran variación en el número de cromosomas es indicativa de poliploidía e hibridación. Sin embargo, la poliploidía nunca se ha evaluado de manera científica en Graptopetalum. Crassulaceae se hibrida fácilmente en cultivo, pero no hay evidencia empírica del origen híbrido de ninguna de las especies, y casi todas Graptopetalum las especies fueron recolectadas en la naturaleza. Una razón por la que se eligieron genes plástidos y nucleares fue buscar evidencia obvia de tal fenómeno en los árboles resultantes, pero esto no se encontró. Además, la distribución geográfica actual y el aislamiento de la especie (con la excepción de una especie muy extendida) tienden a favorecer los orígenes contra los híbridos.

Mort y col. (2001) también consideró que el “Acre clade ”es un grupo de origen relativamente reciente, y esto explicaría los bajos niveles de variación que se ven también en nuestros resultados. En nuestro estudio, la incongruencia entre las particiones de datos se restringió a las posiciones de sólo tres especies de Graptopetalum: G. grande, G. pusillum, y G. saxifragoides. Sin embargo, sus posiciones alternativas no recibieron un fuerte apoyo de arranque, lo que sugiere una señal filogenética conflictiva suave en lugar de dura.

En el análisis de ADN combinado, recuperamos una topología en la que al menos tres clados principales de Graptopetalum son evidentes. Dentro de estos clados, sólo cuatro subgrupos más pequeños de Graptopetalum las especies reciben apoyo inicial (> 50%), pero estos se correlacionan en gran medida con la distribución geográfica de la especie. Graptopetalum glassii, G. superbum, y G. pentandrum forman un clado bien apoyado que también está presente en todos los árboles más parsimoniosos obtenidos solo con los conjuntos de datos ETS e ITS. Los análisis morfológicos (Acevedo ‐ Rosas y Cházaro, 2003 Acevedo ‐ Rosas et al., 2004) también recuperan este grupo monofilético, que se caracteriza por flores con un solo verticilo de estambres. Estas tres especies se limitan a los estados de Colima, Jalisco y Michoacán en el centro-oeste de México. Parecen estar estrechamente relacionados con especies de Cremnophila, Echeveria, y Sedum, Tan bien como otro Graptopetalum especies como G. fruticosum y G. marginatum, que también son de los estados de Jalisco y Nayarit, centro-occidente de México. El segundo subclade admitido consiste en G. bernalense, G. paraguayense, y G. mendozae. Estas tres especies están restringidas geográficamente a los estados de Tamaulipas y el norte de Veracruz en el centro-este de México. El tercer subclade contiene Tácito bellus, Graptopetalum bartramii, G. suaveolens, y G. craigii. Estas especies están restringidas a Sonora, Chihuahua y Durango en el noroeste de México y son hermanas de la pareja de G. filiferum y G. rusbyi, que también están restringidos en su área de distribución al extremo noroeste de México y Arizona. Este clado de seis especies es hermano de otro grupo de especies, G. pusillum, G. saxifragoides (ambos de Durango también), y la generalizada G. pachyphyllum.

Estos subclades no corresponden a las dos secciones de Graptopetalum definido por Moran (1984). Especies colocadas en sección Byrnesia (especie caulescente) así como los clasificados en la sección Graptopetalum (especies acaulecentes) se distribuyen por todo el cladograma. Por ejemplo, las especies acaulecentes G. marginatum es hermana de G. fruticosum, una de las especies caulescentes. Si vamos a aceptar estas topologías de árboles genéticos, entonces los linajes separados de Graptopetalum Las especies no pueden caracterizarse por los caracteres morfológicos que Acevedo ‐ Rosas et al. (2004) resultó ser sinapomórfico. Entre estos caracteres se encuentran el hábito, la fragancia de las flores, el color de los pétalos y la posición de las máculas de los pétalos. Tácito bellus tiene flores grandes con pétalos de color rosa oscuro de colores que carecen de manchas. También es aromática y agrupada con G. bartramii, G. suaveolens, y G. craigii, todos los cuales tienen pétalos blanquecinos. Por lo tanto, parece que la geografía, más que el hábito o la morfología de las flores, puede ser un mejor indicador de las relaciones filogenéticas dentro de este grupo. Los hábitos acaulecentes y caulescentes parecen haber evolucionado independientemente de los ancestros nativos de diferentes áreas geográficas, quizás para llenar nichos ecológicos vacíos dentro de cada uno de estos ambientes aislados. La mayoría Graptopetalum Las especies se encuentran en la vegetación semiárida y las poblaciones suelen estar aisladas en colinas rocosas de barrancos en estos hábitats (Acevedo ‐ Rosas et al., 2004).

Nuestros resultados indican claramente que Graptopetalum no es monofilético como está circunscrito actualmente (árboles 28 pasos más largos encuentran el género monofilético). Sin embargo, no indican de manera concluyente la composición exacta del género. La especie tipo del género es G. pusillum, pero esta especie está en un grupo que no recibió apoyo de bootstrap (> 50%). Cremnophila y aparentemente algunas especies de Sedum y Echeveria están incrustados dentro Graptopetalum, pero no hemos muestreado esos géneros lo suficientemente bien como para saber cuáles y cuántos. El género monotípico Tácito (T. bellus) también está incrustado en Graptopetalum y probablemente no debería considerarse un género separado. Como se mencionó, T. bellus ha sido difícil de clasificar debido a sus flores únicas y apreciadas desde el punto de vista hortícola, que casi con certeza no son polinizadas por moscas como la mayoría Graptopetalum especies. Tácito bellus ha sido considerada una especie de Graptopetalum por algunos autores (Hunt, 1979), y su estrecha relación con G. suaveolens en nuestros árboles se apoya en su fragancia floral aromática similar.

Se han documentado cambios en los síndromes de polinizadores (por ejemplo, de mosca a abeja) que conducen a morfologías florales convergentes en muchos otros grupos de plantas con flores (por ejemplo, Hapeman e Inoue, 1997 Borba et al., 2002). Estos cambios pueden ayudar a explicar los patrones observados en Graptopetalum así como. Variación de color y distribución de bandas sobre pétalos y fragancias diferentes en los mismos grupos de Graptopetalum sugieren que existen diferentes síndromes de polinizadores. Sin embargo, debido a los lugares remotos en los que la mayoría Graptopetalum especies crecen, no se ha reunido ninguna evidencia sobre la biología de la polinización.

En última instancia, se necesitan más datos de regiones genéticas adicionales con altos niveles de variación para abordar la cuestión de qué especies deberían incluirse en Graptopetalum. También se necesita un mayor muestreo de taxones, especialmente dentro de los géneros grandes y problemáticos. Echeveria y Sedum dentro de "Acre”Clado. Sin embargo, este estudio arroja nueva luz sobre las interpretaciones de las relaciones sistemáticas dentro de Crassulaceae y el papel que la geografía, el hábitat, los polinizadores y otros factores ecológicos pueden desempeñar para impulsar la evolución de estas suculentas.

Tabla 1. Variación del sitio de ADN y estadísticas de árboles para los tres conjuntos de datos utilizados en los análisis cladísticos presentados en este estudio. CI = índice de consistencia HI = índice de homoplasia RI = índice de retención RC = índice de consistencia reescalado

TLAHUICANA

Esta no es una especie nueva, sino un cambio de nombre completamente innecesario de Cremnophila linguifolia (Lemaire) Moran.

¡Ay, no hay nuevas especies en el género Cremnophila!

La planta hoy conocida como Cremnophila linguifolia fue descrito por Lemaire en 1863 como un Echeveria especies. Era una planta de origen desconocido cultivada en Bélgica. Seis años después, en 1869, Baker completó la descripción de Lemaire y afirmó que la planta era originaria de México. Durante unos 100 años nunca se encontró en la naturaleza y siguió siendo un misterio. Algunos autores incluso especularon que podría ser de origen híbrido.

Recién en 1962 el padre Hans Fittkau, al visitar las ruinas de Malinalco en el sur de Toluca, lo vio crecer allí. Posteriormente también se encontró en la Barranca de Mexicarpa, a 10 km al este de Malinalco.

En 1968, Reid Moran publicó un relato completo del redescubrimiento de E. longuifolia así como una descripción detallada de la planta en español en Cact Suc Mex 13: 67-70, basada en plantas recolectadas en escarpados acantilados orientados al norte justo al SO de Malinalco y en la Barranca de Mexicarpa. Diez años después, la misma descripción extensa también se publicó en inglés en CSJ US, donde Moran resucitó el género Cremnophila Rose para acomodar Sedum cremnophila y Echeveria linguifolia.

Mientras que las plantas de E. linguifolia en cultivo, todos descendientes del clon único traído a Europa algún tiempo antes de que Lemaire lo describiera, por supuesto, casi no eran variables, las plantas recolectadas en la naturaleza en las dos localidades mencionadas muestran una variabilidad notable: las hojas pueden ser tan pequeñas como 4 x 2 cm hasta un tamaño de 9 x 5,5 cm y, según Moran, incluso las inflorescencias y las flores pueden diferir de una planta a otra.

Desde su resurrección en 1978 género Cremnophila, que consta de solo dos especies, se ha mantenido inalterada. Así que no fue una sorpresa cuando en 2015 en Cact Suc Mex 60 (1): 19-28 una nueva especie de Cremnophila fue publicado. Sin embargo, un estudio en profundidad del extenso artículo (escrito por Jerónimo Reyes Santiage, Avila Serratos Mauricio y Brachet Ize Christian) pronto reveló que nos regocijamos demasiado pronto: La planta descrita, ilustrada y nombrada Cremnophila tlahuicana tiene su origen en la Barranca de Mexicarpa, es decir, de la misma localidad que una de las dos colecciones en las que Moran basó su descripción de E. linguifolia. Si bien la lista de referencias al final de su artículo incluye la publicación de Moran de 1978, es obvio que no la estudiaron con detenimiento, de lo contrario habrían aprendido que la Barranca de Mexicarpa no es una localidad nueva.

Mediante una tabla comparativa, los tres autores pretenden distinguir su planta recién nombrada de C. linguifolia. De dónde habían recopilado los datos para este último no está claro, ciertamente no a partir de la descripción de Moran. Es incomprensible por qué no lo consultaron teniendo en cuenta que hay una versión en español. Si lo hubieran hecho, habrían notado que su "nueva" planta claramente permanece dentro del rango de variabilidad de C. linguifolia - como, por supuesto, es de esperar de una planta recolectada en la misma localidad. Parafraseando a William Shakespeare: Mucho ruido y pocas nueces.

- Moran R. 1968. Echeveria linguaefolia redescubierta. Cact Suc Mex 13.67-70

- Moran R. 1978. Resurrección de Cremnophila. CSJ US 50:139-146

- Reyes, Avila & Brachet 2015. Una nueva especie del género Cremnophila (Crassulaceae) en el Estado de México, México. Cact Suc Mex 60(1):19-28

Publicado por primera vez en Sedum Society Newsletter No. 118, julio de 2016.


LINGUIFOLIA (Lemaire) Moran, 1975 (inglés / fr.)

Echeveria linguifolia Lemaire (1863) / Cotiledón linguifolia (Lemaire) Baker (1869)

Anacampseros linguifolia Hort. ex Lemaire (1863)

Talinum linguiforme Hort. ex Lemaire (1863)

Pachyphytum lingua Hort. ex Morren (1874)

Distribución : México (México: Malinalco, Mexicapa) ca 1900 m.

Descripción (según R. Moran):

Caudex hasta 1 mo más de largo, 1 - 2,5 cm de espesor, verde que se vuelve marrón, los sitios foliares ovalados, ca. 10-12 mm de ancho y 7-9 mm de alto, la cicatriz de unión es elíptica, marrón, ca. 5-7 mm de ancho y 1-2 mm de alto.

Rosetas laxas, 6 - 17 cm de ancho, de 15 - 25 hojas o las hojas a veces hasta 40 y esparcidas hasta 2.5 dm de caudex.

Hojas verde y no glauco, obovado u obovado-cuneado a oblongo-espatulado, redondeado a obtuso, de 4 a 9 cm de largo, de 1,5 a 5,5 cm de ancho, de 7 a 14 mm de espesor, plano a ligeramente cóncavo ventralmente, convexo a redondeado dorsalmente, en algunos casos débilmente quillada, la base de 8 a 13 mm de ancho, de 6 a 12 mm de espesor.

Tallos florales aparece por primera vez de mayo a julio, florece entre diciembre y mayo, verde claro, 1,5 - 3,5 (-5,5) dm de largo (incluida la inflorescencia), pedúnculo rígido, ascendente a deflexionado, 1 - 2,5 (-4) dm de largo, 5 - 11 mm de espesor en la base, con 4 - 20 hojas hojas algo ascendentes, elíptico-oblongas, obtusas a redondeadas, de 1,5 a 3,5 cm de largo, 8 a 19 mm de ancho, 4 a 12 mm de espesor, convexas ventralmente, redondeadas dorsalmente.

Thyrse flexible, colgante, glauco, de 6 a 16 cm de largo, de 3 a 6 cm de ancho, de aproximadamente 20 a 70 flores, las ramas de 15 a 35, las superiores y, a menudo, algunas más bajas de una sola flor, el resto cincinni de 2 a 5 flores cada una, algo circinadas. Pedicelos 2-4 (en flores solitarias y terminales -10) mm de largo, 1-2 mm de espesor.

Flores: Cáliz 6 - 13 mm de largo, 4,5 - 9 mm de ancho, el disco ca 4 - 6 mm de ancho, el sépalos erectos, algo desiguales, triangular-lanceolados, redondeados a subagudos, 4 - 12 mm de largo, 1,5 - 5 mm de ancho, muy ligeramente imbricados en yemas jóvenes pero pronto abiertos, los senos en forma de V estrecha con lados paralelos arriba, cerrados después de antesis. Corola blanco o verdoso, pentagonal con lados ± planos, 6 - 11 mm de largo, 4 - 7 mm de ancho, el pétalos casi distintos aunque ligeramente unidos por los filamentos adnatos, erectos, triangular-lanceolados, agudos, aquillados, de 2 a 4 mm de ancho, en yema induplicados-valvados en dos tercios inferiores, imbricados en la parte superior. Filamentos blanco verdoso, 5-8 mm de largo, ca. 0,7 mm de ancho en la base, el adnato epipetalous ca 1 mm, el antesepalous ca 0,5 mm anteras amarillo claro, ovoide, apiculado, de aproximadamente 1,5 mm de largo. Glándulas de néctar verde amarillento, adpreso contra los pistilos, aproximadamente 1,5 mm de ancho y 0,4 mm de alto.

Echeveria linguifolia Lemaire (1863) / Cotiledón linguifolia (Lemaire) Baker (1869)

Anacampseros linguifolia Hort. ex Lemaire (1863)

Talinum linguiforme Hort. ex Lemaire (1863)

Pachyphytum lingua Hort. ex Morren (1874)

Distribución : Mexique (México: Malinalco, Mexicapa) vers 1900 m.

Descripción (selon R. Moran en IHSP, 2003):

Tige jusqu'à 1m et plus, 1 - 2,5 cm de diámetro.

Rosetón 6 - 17 cm de diamètre avec 15 - 25 feuilles.

Feuilles cunées-obovales à oblongues, arrondies ou obtuses, 4 - 9 x 1,5 - 5,5 cm.

Inflorescencia 15 - 55 cm.

Fleurs: Sépales 4 - 12 x 1,5 - 5 mm, pétales droits, blancs ou verdâtres, 6 - 11 x 2 - 4 mm, indupliqués et ne se chevauchant pas.


Ver el vídeo: 웃자란 다육이 꺾꽂이, 홍옥,청옥세덤속 succulent 127화 #해맑은TV